Menu

A Newell’s le robaron en La Plata: se quedó sin su figura y el árbitro condicionó el partido

Polémica expulsión de Banega y derrota en La Plata: Newell’s se queda sin su figura para el clásico ante Central

La tempranera y cuestionada expulsión de Ever Banega dejó vulnerable a Newell’s, pero el equipo de Larriera se bancó igual el partido con un Macagno inspirado y lo perdió sobre el final por un remate que se desvió en Mauro Méndez cuando iba a las manos del arquero leproso.

Newell’s perdió con Estudiantes 2-0 en un partido que estuvo condicionado por la polémica expulsión a Ever Banega en el inicio del partido que lo deja afuera del Clásico y un arbitraje cuestionable de Leandro Rey Hilfer.

La Lepra se bancó jugar con uno menos, Larriera mostró coraje al no tirar el equipo atrás y Macagno atajó todo, pero un desvío en Mauro Méndez cuando se moría el partido dejó al elenco rojinegro con las manos vacías, aunque se fue de La Plata con la cabeza en alto.

Analizar el partido sin la polémica expulsión de Ever Banega a los 24 minutos sacaría de contexto una jugada decisiva. Hasta ese momento, el partido era parejo e intenso, con los dos equipos proponiendo atacar por afuera. Y el mediocampista leproso había tomado los hilos y por unos 15 minutos los jugadores del local no podía sacarle la pelota.

Y en una de esas jugadas, la pelota se le fue larga a Banega y en la disputa por el balón, el pie de Ever le dio a la rodilla de Zuqui, el otro que se tiró al piso a pelear. La amarilla de Rey Hilfer parecía ser lo justo, pero Silvio Trucco en el VAR llamó al árbitro para revisar la jugada y tras varios minutos, la decisión cambió y fue roja para Banega.

Una jugada ‘finita’ de esas que se definen según la interpretación del árbitro. Newell’s se quedaba caliente, con un jugador menos y con Ever afuera del Clásico.

Allí apareció una muestra de carácter de la Lepra. Y Larriera también dio una señal desde el banco al mantener el esquema de tres atacantes, un riesgo que asumió al menos hasta terminar el primer tiempo.

Si faltaba polémica en el partido, cerca de la media hora Velázquez anticipó en defensa y salió con pelota dominada, y Sosa le pegó un patadón desde atrás que también parecía merecedor de roja. Y el VAR también llamó al árbitro para revisar, pero esta vez la “interpretación” de Rey Hilfer fue otra, lo que dejó una sensación de injusticia en el banco leproso.

Domínguez metió mano rápido en el banco y a los 37 minutos mandó a Cetre y Méndez a la cancha, para meter más gente arriba. Y así apareció la chance más clara con un cabezazo a quemarropa de Cetre con pique al piso que obligó a Macagno a meter una atajada impresionante.

La noche de Macagno se hizo cada vez más impactante. El arquero leproso sostuvo el empate con tres atajadas más llenas de reflejos. Un remate de Méndez que sacó con el pie, otro de Correa que manoteó e hizo que le pelota diera en el travesaño y un manotazo ante un toque cercano de Sosa.

En el medio Newell’s siempre intentó, a pesar de que el ingreso de Julián Fernández lo pudo en postura más defensiva. Las proyecciones de Méndez le dieron un par de chances de anotar, pero Panchito remató desviado tras centro del uruguayo y May le dio al travesaño luego de una asistencia de Balzi.

El 0-0 parecía demasiado premio para Newell’s, pero le ponía al partido algo de justicia tras esos fallos arbitrales iniciales perjudiciales para la Lepra.

Hasta que a los 37 minutos Palacios remató sin mucha potencia y el balón se desvió en el camino en mauro Méndez, para dejar descolocado a Macagno. Faltaba poco para rescatar el punto y Newell’s se quedó sin nada, aunque se fue con la cabeza en alto de cara al Clásico del domingo, aunque con la bronca de saber que no tendrá a Banega.

Imágenes por: Virginia Benedetto