Menu

Argentina: vehículos híbridos representaron un 1,7% del total de ventas

Las ventas en el mercado de vehículos híbridos y eléctricos más que duplicó en 2021 su share de participación en el total de patentamientos

Las ventas en el mercado de vehículos híbridos y eléctricos más que duplicó en 2021 su share de participación en el total de patentamientos, ya que mientras en 2020 explicó el 0,7%, el año pasado alcanzó un máximo al sumar el 1,7% de las operaciones en el mercado argentino, de acuerdo al reporte anual de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara).

Los nuevos números se dieron a conocer en momentos en que se termina de definir si el proyecto de ley de Electromovilidad será incluido en el temario de sesiones extraordinarias por el Poder Ejecutivo, junto al de promoción industrial automotriz, entre otras iniciativas .

El año pasado, el número de vehículos híbridos y eléctricos patentados creció un 148% de forma interanual al alcanzar las 5.871 unidades contra las 2.383 de 2020, lo que también significa que en los últimos 12 meses se entregó el 55% del total de este tipo de tecnologías que se vendieron en el país desde 2010, cuando se ofreció el primer modelo en el mercado.

La empresa que sigue liderando el mercado de híbridos y eléctricos en Argentina es Toyota, que en 2021 se quedó con el 88% de las ventas, creciendo incluso por sobre 2020 cuando había alcanzado el 78% del total.

Le sigue en la lista Ford que entregó 495 vehículos híbridos y consiguió el 8,4% del mercado, mientras que Lexus (la marca premium de Toyota) se ubicó en tercer lugar con 98 unidades vendidas y el 1,7% del mercado.

Entre las tres representan el 98,3% del mercado total durante 2021, de acuerdo a Acara, en una tendencia que podría variar en la medida que las marcas incrementen su oferta local de vehículos de tecnologías electrificas, aunque en la actualidad otras 11 marcas se suman a la oferta.

Desde 2010, cuando se patentó el primer Toyota Prius en el país, las ventas totales de este tipo de vehículos fueron de 10.735 unidades, lo que significa que más de la mitad (55%) de todos los vehículos híbridos y eléctricos que se vendieron en el país, se entregaron el año pasado.

Los modelos que se venden en el país aún están muy sesgados a las tecnologías híbridas, de hecho, el 99,1% de los patentamientos durante 2021 corresponde con ellas, mientras que los eléctricos puros representan menos del 1% de las ventas.

En ese contexto, el modelo más vendido es el Toyota Corolla (43% del total), seguido por el Toyota Corolla Cross (30%) y la Toyota Rav4 (12%), y recién en el cuarto lugar aparece un vehículo de otra marca, la Ford Kuga (5%).

El mercado local de vehículos eléctricos comenzó a avanzar a partir de los decretos que les otorgan reducciones arancelarias para su importación, lo que permite que puedan importarse modelos a arancel preferencial del 5% (híbridos), 2% (eléctricos puros) y 0% (con celdas de combustible – hidrógeno).

En la última actualización de septiembre del año pasado, el Gobierno nacional prorrogó hasta marzo 2023 los beneficios para importar y asignó un cupo de 4.500 unidades que podrán ingresar al país pagando arancel preferencial de importación.

El decreto asigna una cuota parte del 95% de ese cupo para las terminales con producción automotriz en el país (4.275 unidades) y el restante 5% para los representantes importadores de Terminales no radicadas en Argentina (225 unidades).

Toyota, además de ser la marca de mayor cantidad de ventas en el segmento eléctrico y también en los de motorización a combustión, es la de mayor oferta en las nuevas tecnología con un catálogo 6 modelos con motorización no convencional, mientras que Ford tuvo 2 hasta diciembre, cuando patentó su tercer modelo, la primera unidades de F150 hibrida.

Lexus por su parte, tiene 5 modelos en oferta, aunque sus ventas se concentran en 3. Mercedes Benz tiene 3 modelos, Renault y Nissan 1, y Sero tiene sus 2 modelos cargo y 1 sedán.

Este incipiente mercado, para el que aún falta mucho desarrollo de infraestructura y confianza de los consumidores, es fuertemente influenciado, no solo por las mejoras en la tecnología sino principalmente por la regulación que impacta en el Costo Total de Propiedad (CTP).

En Argentina, por ejemplo, el precio de venta final depende de la regulación que establece el arancel que pagan al importarse y el CTP varía significativamente en aquellas jurisdicciones donde gozan de preferencias impositivas.

En la Ciudad de Buenos Aires los vehículos eléctricos e híbridos están exentos del pago del impuesto automotor (patente), al igual que en Río Grande (Tierra del Fuego), Neuquén y San Juan.

En la provincia de Mendoza, por su parte, tienen una reducción del 50% sobre el mismo tributo y en San Luis del 75%, lo que explica, en parte, la distribución geográfica de las ventas.

Más allá de las inversiones en infraestructura que permitirán el aumento de la oferta y la demanda de vehículos eléctricos puros, existe aún un desafío importante respecto de hacer más sustentable la matriz energética del país que en la actualidad representa menos del 10% del parque generador.

El tema es convergente al desarrollo de las condiciones para la industria de la electro movilidad ya que el impacto ambiental de la reducción del uso de combustibles fósiles dependerá también de que la energía eléctrica se genere a partir de recursos renovables.

 

Imágenes por: Cortesía