Menu

Así será el auto eléctrico más caro del mundo

Durante la Semana del Automóvil en Monterrey, Pininfarina presentó detalles del Hyper Barchetta B95, el auto eléctrico más caro del mundo

La etapa inicial de la electrificación automotriz a nivel mundial cumplió su objetivo: dar a conocer una nueva forma de movilidad y los beneficios para el medio ambiente que acarrea. Ahora, llega el turno de otro momento, el de su combinación con el lujo y la comodidad a los que la industria nos tenía acostumbrados con la combustión tradicional. Y es justo aquí donde apareció la compañía italiana Automobili Pininfarina para presentarnos lo que será el auto eléctrico más caro del mundo.

Durante la más reciente Semana del Automóvil en Monterrey, la empresa anunció que, a partir de 2025, se pondrán a la venta apenas 10 unidades del Pininfarina Hyper Barchetta B95, el cual costará 4,4 millones de euros.

Paolo Dellachá, consejero delegado de la compañía, dijo en el evento que “este es el capítulo más emocionante de la historia de Automobili Pininfarina hasta el momento. Estamos dando otro gran paso adelante”.

El auto eléctrico más caro del mundo podrá acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 2 segundos y alcanzará una velocidad máxima de más de 300 km/h. Además, traerá una batería de iones de litio de 120 kWh con una potencia máxima de 1,400 KW, la cual se podrá cargar del 20% al 80% en 25 minutos. Todo esto permitirá que el vehículo tenga una autonomía máxima de 476 kilómetros, una cifra altísima para los parámetros actuales.

En cuanto al diseño, la envoltura de la carrocería lo cubrirá por todo su ancho, ocupando hasta los guardabarros delanteros. Esto, para darle un toque “clásico” al coche.

Las cuatro ruedas serán de aleación forjada, con una medida de 20 pulgadas para las delanteras y de 21 para las traseras. De hecho, su diseño incluye cuatro motores individuales, uno para cada rueda.

Finalmente, el panel se basó en las aeronaves militares antiguas, incluyendo hasta una función para solicitarles a los pasajeros que se coloquen un casco.

Imágenes por: Cortesía