Menu

Aumenta el impuesto a los autos de lujo en Argentina y crece el patentamiento de nacionales

Los vehículos de más de 2,5 millones de pesos de precio al público pagarán un 20% más

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) modificará a partir de marzo la base del impuesto interno, un gravamen que se aplica a los autos 0KM, pasando a ser del 11,64%.

De este modo, los vehículos de más de 2,5 millones de pesos de precio al público pagarán un 20% más. Mientras que la segunda escala, que tiene una sobrecarga de 35%, se aplicará a los modelos que superen los 4,5 millones de pesos.

Los diferentes autos que se encuentran hoy en esa situación van del segmento mediano, hasta el chico. Como el Peugeot 208 y versiones del 308, 408 y 2008. Los Citroën Cactus y C4 Lounge. Versiones alta gama del Chevrolet Cruze y Tracker o de los Volkswagen Polo, Virtus y T-Cross y Ford Ecosport.

Habrá también movimientos con los modelos que ya pagan esa primera escala y están próximos a tributar para una segunda, como por ejemplo la Toyota SW4, la SUV grande producida en la Argentina.

Por último, en el caso de los importados, la mayoría de sus modelos ya pagan el impuesto pero, al modificarse los precios de la competencia, también corregirán sus listas con algunas adecuaciones de valores.

CRECE EL PATENTAMIENTO DE NACIONALES
Los autos nuevos de producción nacional se acercan al 50% de las ventas totales. Las razones de este equilibrio entre nacionales e importados que no tenía similar paridad desde 2016, responde a diversas situaciones que se explican con distintos argumentos desde el Gobierno, las terminales y las concesionarias.

En febrero se alcanzaron 30.141 patentamientos de automóviles y vehículos comerciales livianos, de los cuales un 53,3% fueron modelos importados y el restante 46,7% de producción nacional, de acuerdo con las cifras de la Asociación de Concesionarias de Automotores (Acara)

Este desempeño se refleja en los modelos más vendidos durante el primer bimestre del año, ya que los cinco vehículos más elegidos por los argentinos son de producción nacional: se trata del Fiat Cronos; Toyota Hilux, Peugeot 208, Volkswagen Amarok y Ford Ranger.

Esa demanda creciente de vehículos nacionales empieza a tener correlato con lo que ocurre en las terminales, las que en enero tuvieron una producción de 25 mil unidades, con un incremento en el nivel de actividad superior al 20%, tendencia que se espera se consolide con las cifras de febrero que se darán a conocer a mediados de la semana próxima.

El fenómeno está referido a las restricciones cambiarias, que también alcanzan al sector automotor y que limitan la disponibilidad de divisas para que las marcas puedan sumar unidades a su oferta.

Imágenes por: Peugeot