Menu

Beneficios y ventajas de los alimentos congelados

Los alimentos congelados se convirtieron en la tecnología de conservación más usada y efectiva. Conocé todas sus ventajas

Los alimentos congelados brindan seguridad e higiene ya que permite que la degradación del producto sea más lenta y logra matar bacterias.  La gran ventaja de los alimentos congelados es su conservación por largos períodos de tiempo y disponerlos fuera de temporada durante todo el año.

“El mercado de alimentos congelados representa un negocio que crece a pasos agigantados tanto a nivel internacional como en Argentina, impulsado sobre todo por el estilo de vida prevaleciente entre los habitantes”, comenta Walter Giaccaglia, presidente de Qüem, marca de alimentos congelados. “Este segmento comercial presenta una solución para las familias, los jóvenes, adultos solos, proliferando la variedad de productos que reúnen beneficios únicos”, agrega el experto.

Los consumidores buscan productos frescos, o lo más similares posible. Exigen alimentos con una alta calidad sensorial, que mantengan sus propiedades originales, sin renunciar a productos según la época del año. Esta situación, junto con una industria alimentaria cada vez más comprometida con el desarrollo tecnológico para asegurar mayores niveles de calidad, favorece que se implementen sistemas de congelación únicos.

Actualmente existe en el mercado argentino, la tecnología llamada Individual Quick Freezing, que permite un método de congelación individual, rápido e inteligente. Gracias a este método los alimentos se congelan individualmente sin tocarse unos con otros para evitar crear un bloque compacto, sólo en minutos a 20° bajo cero. Así no se dañan los tejidos y se eliminan las bacterias. Esta congelación preserva los nutrientes, las vitaminas, el valor energético y el sabor de los alimentos al descongelarlos.

Tecnología avanzada para conseguir mejores productos

La congelación lenta puede dañar los productos alimenticios Cuando se congela un alimento, hay tres etapas en el proceso. Primero, la temperatura se reduce hasta el punto de congelación. El agua en el alimento se convierte en hielo y finalmente, la temperatura se reduce aún más hasta el punto de congelación final. La congelación lenta puede dañar los alimentos porque el proceso destruye sus células.

Debido a las razones anteriores, el proceso de congelación debe transcurrir lo más rápidamente posible para alcanzar una calidad elevada del producto. Utilizando la congelación rápida, el agua dentro y fuera de las células se congela a la misma velocidad, asegurando que la célula permanece intacta y que el alimento conserva su frescor, sabor y textura –como si no hubiera sido congelado

Beneficios del Individual Quick Freezing

  • Se usa el 100% del producto sin haber desperdicio
  • Los productos ya vienen lavados, pelados, cortados y listos para usar o comer
  • Conserva tofos los minerales, vitaminas y nutrientes
  • No tienen conservantes ni colorantes
  • Elimina microorganismos y bacterias
  • Mantiene la textura y sabor del producto recién cosechado

Prácticas inadecuadas de congelación pueden generar texturas no deseadas o un exceso de agua. La calidad sensorial y nutricional puede disminuir, mientras el peligro de crecimiento microbiano aumenta y se produce una pérdida física del producto.

Imágenes por: Cortesía