Menu

Blind, la perfumería de una argentina que busca romper las reglas

Adriana Lopardo es la creadora de Blind, una marca de perfumes de lujo sin género que apuesta a “volver a lo artesanal”

Cuando creó su marca de fragancias Blind, Adriana Lopardo tuvo una estrategia clara: “detecté en el sector dos atractivos: la necesidad de mucha gente de referenciarse con un aroma de manera exclusiva y de poder pagar ese lujo que implica la exclusividad. Un poco esa idea del nuevo lujo, o exclusividad accesible”.

Con esas cartas sobre la mesa, pensando en las exigencias de los consumidores y también en sus búsquedas de sustentabilidad y personalización, Lopardo creó la primera perfumería argentina cuyos productos no tienen géneros.

La historia comenzó en 2018, cuando, con una inversión de siete millones de pesos, Blind se convirtió en una realidad. Para trata de entender la idea diferencial de la marca, su fundadora dijo en una entrevista brindada a Forbes que se la podría describir como una creadora de fragancias de autor.

Así, cada perfume que sale al mercado actualmente está inspirado en un ritmo latinoamericano. “Rumba”, por ejemplo, estuvo nominada como Mejor Fragancia de Nicho 2021, mientras que “Punto” recibió un premio en el Concurso Internacional de Perfumería de Tèia en Barcelona y este año es finalista de los Pure Beauty Global Awards de Londres.

Este modelo de perfumes de autor nació en Francia e Italia y tiene como principal característica que busca “recuperar los valores del trabajo artesanal de esta industria, lo que se conoce como savoir faire, que se perdió con el proceso de expansión de la perfumería de lujo tradicional asociada a grandes marcas”.

“Estos tipos de perfumes representan exclusividad, autenticidad, artesanía, originalidad, calidad e independencia. En nuestro país es una tendencia nueva, con una industria que lentamente vemos crecer”, explica Lopardo.

Respetando todo ese concepto, de cada nueva fragancia de Blind se producen apenas 700 botellas, las cuales pueden comprarse a través de su Web o en su local de Buenos Aires.

En cuanto a planes futuros, el objetivo de Lopardo con su marca es comenzar a exportar a países de la región y empezar a producir en Europa.

Imágenes por: Cortesía