Menu

Buenos Aires, como lo hizo Rosario, repiensa la ciudad mediante convenios urbanísticos

El gobierno porteño busca fomentar una ciudad equilibrada con mayor mixtura de usos en cada barrio y nuevos centros urbanos

Buenos Aires, como lo hizo Rosario, repiensa la ciudad mediante convenios urbanísticos. La iniciativa busca generar propuestas urbanas que mejoren la calidad de vida, teniendo en cuenta las necesidades de los distintos grupos etarios y prioricen la escala humana.

A partir del 1° de marzo y hasta el 30 de abril de 2021, los participantes y profesionales habilitados podrán cargar los proyectos a través de la plataforma de Trámites a Distancia.

El gobierno porteño busca fomentar una ciudad equilibrada con mayor mixtura de usos en cada barrio y nuevos centros urbanos que contemplen servicios de cercanía.

También promover la reactivación de la construcción y generar fondos que serán destinados a obras públicas, salud, educación y para solventar los gastos ocasionados por la crisis sanitaria por COVID-19.

La herramienta cuenta con un procedimiento simple, ágil y 100% virtual e incluye una serie de beneficios económicos y de ponderación en la evaluación del proyecto.

Todos los proyectos que se presenten, que cumplan con los criterios urbanísticos requeridos y sean admitidos, serán instrumentados en un convenio y enviados a la Legislatura porteña para su posterior tratamiento.

Algunas de las contraprestaciones que pueden formar parte de la propuesta de convenio son inmuebles para generar espacio público, fondos afectados a un fin específico determinado en el convenio.

También, otras alternativas de obras o servicios que representen un beneficio para la Ciudad y sean previamente validadas por la Secretaría de Desarrollo Urbano.

Pueden presentar los proyectos los propietarios, poseedores, superficiarios y/o tenedores de los terrenos donde se solicite el cambio normativo objeto del convenio.

Están habilitados para presentarse los organismos provinciales, municipales o del Estado Nacional, Universidades Nacionales y otras universidades con sede en la Ciudad. Asimismo, deberán convocar a profesionales de la construcción matriculados (arquitectos, ingenieros y agrimensores).

LA EXPERIENCIA EN ROSARIO
En 2012, la Municipalidad de Rosario cambió las exigencias contempladas por ordenanza para los nuevos grandes desarrollos inmobiliarios que se pretendan levantar en la ciudad.

El municipio buscó aportes del sector privado con nuevos parámetros para la planificación y ejecución de grandes convenios urbanísticos.

La nueva ordenanza apuntó a inversiones que se planifiquen para lotes superiores a los 5 mil metros cuadrados. Las nuevas propuestas urbanísticas que surjan desde el sector privado son ingresadas al Concejo por la Municipalidad con los montos de la plusvalía y la compensación económica que deberán aportar los empresarios para poder ejecutar la obra. El 50 por ciento está destinado a la construcción de nuevas viviendas y el 50% restante a obras de infraestructura barrial.

Además del trazado de nuevas avenidas, calles y la donación de espacios públicos (como sucedió en la mayoría de los proyectos que se levantaron en Puerto Norte, los privados deberán otorgar compensaciones con obras de infraestructura en escala barrial.

Imágenes por: Freepik