Menu

Canadá aumenta las restricciones para viajeros que ingresen al país

Exigirá cuarentena en hoteles y test PCR antes y después de su llegada

Los viajeros que ingresen a Canadá deberán realizarse un nuevo test PCR tras su llegada al país y permanecer al menos tres días en cuarentena en hoteles que abonarán ellos mismos, según anunció el primer ministro, Justin Trudeau, quien justificó estas medidas por la preocupación ante las nuevas cepas del coronavirus.

“Desde el comienzo de la crisis, mi prioridad es proteger a los canadienses”, subrayó Trudeau para legitimar el endurecimiento de las restricciones.

El segundo test PCR obligatorio en el aeropuerto será exigido “lo más rápido posible, en las próximas semanas” y se añade a la prueba negativa de COVID-19 con menos de tres días para poder viajar a Canadá.

Los viajeros deberán asumir el costo del examen, así como el de los tres días que pasen en el hotel designado por las autoridades, que debería rondar los 1.600 dólares, precisó el mandatario, quien reconoció que las nuevas directrices buscan “desmotivar a los viajeros” y frenar la propagación de las nuevas variantes del virus en Canadá.

Si la prueba es negativa, las personas podrán terminar la cuarentena de dos semanas en su domicilio, “pero bajo mayores medidas de vigilancia”, mientras que si es positiva, serán transferidos a un centro de salud público.

En ese marco, Ottawa intensificó también los test de COVID-19 y las aerolíneas canadienses acordaron cancelar todos los vuelos a destinos del denominado Cinturón del Sol, que comprende el sur de Estados Unidos y México. “Ahora no es el momento de volar”, sentenció Trudeau.

Además, a partir de la próxima semana, los vuelos internacionales solo podrán aterrizar en cuatro aeropuertos del país: Vancouver, Toronto, Calgary y Montreal.

Desde el inicio de la pandemia, Canadá registró más de 769 mil casos de coronavirus y más de 19.700 fallecidos.

Desde el pasado marzo, las personas que llegan al país, sean canadienses o no, están sometidas a una cuarentena obligatoria de 14 días para evitar la propagación del coronavirus.

Hasta ahora, Canadá había cerrado sus fronteras internacionales y desaconsejado desde entonces los viajes no esenciales.

Desde el último diciembre, el país atraviesa una fuerte aceleración de la pandemia, por lo que las autoridades volvieron a adoptar medidas de confinamiento en las dos provincias más afectadas, Ontario y Quebec, además de un toque de queda nocturno en esta última.

Imágenes por: El viajero feliz