Menu

¿Cómo se vive la Navidad en Qatar?

Ante la presencia de miles de cristianos por el Mundial, es posible que muchos piensen en pasar Navidad en Qatar

El Mundial de Fútbol atrajo a miles a Qatar, entre ellos muchos cristianos, ya sean fieles practicantes o no. Hasta no hace mucho tiempo, hablar de Navidad en Qatar era un tema sensible, ya que allí la cultura religiosa, básicamente musulmana, es fuerte. A lo largo de la historia choques entre individuos de las distintas religiones resultaron en asesinatos a musulmanes por parte de cristianos.

En esos momentos ni siquiera los diarios mencionaban la palabra Navidad, y no había nada de comercio ni tradiciones alusivas por las calles, porque era un tema sensible, que había herido la más profunda sensibilidad del pueblo musulmán.

Ahora la Navidad en Qatar se celebra con discreción, se prenden árboles de Navidad y se decoran las casas, se hacen regalos y se celebra en algunos sectores, siguiendo su sentido religioso y cristiano, aunque a algunos les molesta y la celebran con algo de banalidad, más para divertirse y recibir regalos.

Gorritos de Papa Noel y demás artículos de cotillón ya se pueden visibilizar en los comercios del país árabe a menos de tres semanas para la llegada de la Noche Buena. En los centros comerciales como Megamart, ubicados en la zona céntrica, se pueden adquirir muchos productos para estas fiestas, como arbolitos, tartas de carne pero a un precio bastante alto. Pero está la opción del  Souq Waqif  para comprar juguetes y regalos, y seguro los encuentran más baratos. También hay tiendas más económicas en Ahmed Bin Ali Street, donde están Al Shaheen y Rawnaq.

Otro lugar donde hay muchas cosas para comprar es en el Hyatt Plaza Shopping Center. También  es posible comprar los regalos online y buscar el costo de envío más económico entre las empresas postales que existan, como Aramex.

Los extranjeros normalmente se reúnen alrededor de una fogata hecha en la playa para Navidad, donde se canta canciones y hasta aparecen viejos pascueros repartiendo regalos. Todo esto dentro del marco de las fiestas privadas ya que no son eventos masivos.

En Doha existen comunidades católicas y cristianas, que resultan ser una minoría al igual que los hispanohablantes, dispuestos a disfrutar estas fechas en un lugar tan radicalmente distinto.

Aunque es una nación moderna hay un ingrediente que jamás estará en una mesa en Qatar, el cerdo. Es común, en muchos países de América, cenar pierna de cerdo, jamón y todos sus derivados, pero en la cultura musulmana están prohibidos de forma tajante, por lo que en este periodo es algo que, en Qatar, se extraña de la cena tradicional.

“Las fiestas aquí son diferentes a la que estamos acostumbrados. Tomando en cuenta que es un país con costumbres apegadas al islam, no se ven mucho las decoraciones navideñas y algunos platillos“, comentó un habitante original de España.

Hay que tener en cuenta Qatar el consumo de alcohol está prohibido a pie de calle a diferencia de los países de la cultura occidental, solo está disponible en bares dentro de hoteles y no resulta ser precisamente económico, al menos para los precios que estamos acostumbrados, por lo que un brindis de fin de año se antoja costoso y complicado.

En el país existe un servicio de entregas a domicilio conocido como Talabat, por el cual se puede ordenar  bebidas alcohólicas a un restaurante, sin embargo esto igualmente lo vuelve un ejercicio costoso.

Los árboles varían entre los 10 y 50 cataríes, un equivalente a 2000 y 9000 pesos argentinos. Si bien la mayor parte de la población qatarí es musulmana, el cambio cultural no surte efecto a la hora de comercializar.

 

Imágenes por: Cortesía