Menu

Condena histórica: Trump beberá pagar 83,3 Millones a la mujer de la que abusó sexualmente

Un jurado popular ha ordenado al ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a pagar 83,3 millones de dólares (76,7 millones de euros) por difamar a la escritora E. Jean Carroll

Trump ya había sido condenado en mayo por abusar sexualmente de Carroll y de difamarla. El proceso que concluyó este viernes tenía como objetivo determinar la indemnización que el ex presidente debía pagar. Al igual que entonces, el jurado ha necesitado menos de 3 horas para alcanzar el veredicto unánime sobre la culpabilidad del ex presidente y candidato inspectores republicano a la Casa Blanca en las elecciones del 5 de noviembre de este año.

El juicio ha estado marcado por la tensión, debido al constante desafío de la autoridad del juez del caso, Lewis Kaplan, por parte de Trump y su abogada, Alina Abbas. Ésa es una norma en los procesos contra Trump, que los usa como altavoz para promover su candidatura a las elecciones de noviembre. A ello se suman las amenazas de violencia de sus seguidores. Kaplan pidió ayer a los miembros del jurado que decidan hablar con los medios de comunicación que se abstengan de identificar a otros compañeros, con el fin evidente de evitar amenazas online o, tal vez, incluso personales.

En mayo, Trump, además de ser condenado como culpable de llevar a cabo una agresión sexual contra Carroll en 1996, fue sentenciado a pagar una indemnización de cinco millones de dólares (4,5 millones de euros) a la escritora. Esa cantidad ha estado hasta ahora inmovilizada en una cuenta bancaria, a la espera de que se resolviera el segundo juicio. Ahora, esos cinco millones se suman a los 83,3 millones otorgados por el jurado. Los abogados de Carroll habían pedido una indemnización de 24 millones de dólares (22,1 millones de euros).

La cantidad otorgada por Kaplan -que también presidió el caso concluyó en mayo con la condena por abusos sexuales la primera indemnización- es, así pues, muy superior a la solicitada por la acusación particular. La compensación se divide en tres partes: 7,3 millones de dólares por daños emocionales; 11 millones de dólares por perjuicio a su reputación; y 65 millones de dólares porque Trump actuó con “malicia” y “mala fe” en dos ocasiones.

La primera fue el en un comunicado oficial emitido como presidente de Estados Unidos desde la Casa Blanca el 21 de junio de 2019 en el que decía que Carroll, estaba “inventándose historias falsas de asalto [sexual] para vender un libro”. Trump también hoy amenazaba indirectamente a su acusadora al declarar que “la gente debería pagar caro por hacer estas acusaciones”. La segunda fue un día más tarde cuando, al subir su avión oficial, entonces presidente repitió varias veces que “no la conozco, absolutamente, para nada”. Trump insinuó que Carroll había recibido dinero para lanzar acusaciones falsas en su contra. “Es una desgracia absoluta que le dejen hacer esto”, dijo.

Un factor decisivo en sentencia ha sido la actitud en el proceso del acusado y Abba. Los dos se han dedicado a interrumpir las deliberaciones, y a atacar a Carroll, a pesar de que Kaplan les recordó una y otra vez que el ex presidente ya había sido acusado por agresión sexual, de modo que no era eso lo que se juzgaba. Esta semana, en una de las últimas sesiones, Kaplan llegó a decirle a Trump que “estoy seguro de que usted está muy ansioso de le eche de la sala”, a lo que éste replicó: “Me encantaría”. El juez también amenazó a Abbas con tomar medidas disciplinarias si no acataba sus órdenes. El último acto de esa escenificación se produjo hoy, pocos minutos antes del final de la vista, cuando Trump se levantó súbitamente y abandonó la sala sin dar más explicaciones.

Esa actitud del ex presidente y de su equipo le ha dado publicidad gratis en el momento de arranque de la campaña electoral de noviembre. En un comunicado colgado ayer en su red social Truth Social, Trump insistió en que el caso es de naturaleza política.

En los próximos días se espera el veredicto de otro proceso civil, esta vez por presunto fraude, contra Trump también en el estado de Nueva York, que, casi con total probabilidad, le acarreará la prohibición de realizar negocios en ese territorio, en el que tiene la mayor parte de sus activos empresariales, y podría conllevar unas pérdidas económicas de más de 300 millones de dólares (276 millones de euros).

Imágenes por: cortesía