Menu

Creció un 300% el uso de bicicletas en Rosario, pero no hay educación vial para los ciclistas

Desde el área de Movilidad siguen ignorando un punto clave: que los ciclistas cuesten con casco obligatorio, respeten las señales de tránsito y las bicicisendas construidas para ellos

La pandemia potenció el uso del transporte ecológico y sustentable en la ciudad y, de esta forma, creció un 300% ciento el uso de bicicletas en Rosario.

La Municipalidad de Rosario sumó 17 kilómetros a la red ya existente de ciclovías y las mismas alcanzaron los 190 kilómetros en toda la ciudad.

Las nuevas ciclovías tienen la particularidad de conectarse con la red que ya es utilizada por los rosarinos. Por ejemplo, Ovidio Lagos, además de unir la costa hacia el sur, se conecta con la ciclovía de Av. Pellegrini, de Bv. 27 de Febrero, con la de calle Rioja.

De todas formas, desde el área de Movilidad siguen ignorando un punto clave: que los ciclistas cuesten con casco obligatorio, respeten las señales de tránsito y las bicicisendas construidas para ellos, y por supuesto, ni siquiera hablan de una campaña de una educación vial como ocurre en todo el mundo, para una correcta convivencia.

Aquí un ejemplo de una campaña de educación vial que lleva adelante de forma continua la ciudad de Sídney, en Australia, uno de los lugares del mundo que mayor difusión hace del uso de las bicicletas:

En los próximos días se espera el avance en los siguientes tramos de ciclovías: Av. Sabin, desde Av. Alberdi hasta Sorrento; Ovidio Lagos, desde Aristóbulo del Valle hasta 27 de Febrero; Catamarca, desde Br. Oroño hasta Iriondo; Iriondo desde Santa Fe hasta Salta, y Santa Fe, desde Vera Mujica hasta Cafferata. También se iniciarán las obras en Cafferata, desde Salta hasta Santa Fe y desde San Luis hasta Av. Pellegrini y en Av. Alberdi desde Canning hasta Salta en su mano hacia el sur.

En promedio, según un estudio realizado por Industria Ambiental y Cultura Sustentable en Rosario, se incrementó un 360 por ciento la cantidad de ciclistas en hora pico en toda la ciudad.

En algunas calles como San Juan y Br. Avellaneda, se quintuplicó la cantidad de bicicletas, con un aumento del 415% y 420% respectivamente. En hora pico, por San Juan pasaban anteriormente 35 bicis por hora mientras que hoy se pueden contar 180. En tanto sobre Br. Avellaneda, la relación es de 74 antes y 384 al poco tiempo de que se pintaron las ciclovías.

Hasta 2020, del total de rodados que circulaban por las calles, las bicicletas solo representaban el 3 por ciento y hoy, con las nuevas ciclovías, ocupan en promedio el 13 por ciento.

Imágenes por: Cortesía www.wonderwall.sg