Menu

¿Cuánto representa el juego online en la economía argentina?

Cada vez más distritos están legalizando el juego online y los ingresos por impuestos en cada uno de ellos siguen creciendo

El Mundial Qatar 2022 está siendo una muestra más del fuerte y creciente interés que hay en Argentina por el juego online y las apuestas deportivas.

Si bien, hasta hace algunos años, esta práctica era ilegal, actualmente son varias las provincias y distritos que la legalizaron con el claro objetivo de recaudar dinero para las arcas estatales a través de impuestos. Pero, ¿cuánto les representa esto a los diferentes estados?

A diferencia de lo que ocurre en casi toda Latinoamérica, en Argentina no hay una ley nacional relacionada al juego online y las regulaciones las establece cada ciudad o provincia.

Al ver que los primeros municipios y gobernaciones estaban teniendo resultados económicos bastante positivos con la actividad, muchos otros los fueron siguiendo en la decisión. Además de las sumas recaudadas, las leyes permiten que los jugadores hagan sus apuestas en sitios seguros, sin posibilidades de estafas.

En general, por la ley 20.630, quien gana apostando debe pagar, a modo de impuesto, un 30% sobre el 90% del total ganado, siempre que sean más de $1.200.

Además de los estados municipales y provinciales, también el nacional se beneficia, ya que un porcentaje de dichas ganancias debe transferirse a Nación.

En el caso del juego online, además, hay un impuesto indirecto que obliga a las diferentes plataformas a abonar entre un 2,5% y un 15%.

Actualmente, 14 de las 23 provincias argentinas tienen regulaciones sobre el juego, lo que significa que esta industria tiene todavía mucho por crecer. Por citar un ejemplo de lo que representa económicamente, en el año 2019, solamente Mendoza recaudó $4.376 millones en impuestos.

De esos ingresos, por ley, un 95% se distribuye entre las provincias, mientras que el 5% restante va a la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (ARSAT).

El siguiente objetivo del gobierno es la atracción de más inversores extranjeros a este mercado, especialmente aquellos del rubro modernización y manteniendo de software.

Imágenes por: Cortesía