Menu

Desarrolladora nacional dará vida a un megaproyecto hotelero en Uruguay

GNV Group, empresa desarrolladora nacional, construirá en Punta del Este el primer SLS Hotel & Residences del vecino país

La desarrolladora nacional GNV Group, junto a la cadena francesa Accor, llevará adelante un megaproyecto hotelero y residencial en la glamorosa Punta del Este, siendo el primer establecimiento de estas características en Uruguay. empezará su etapa de construcción en la parada 20 de La Brava a fines de este 2022.

Si bien resta la aprobación de la intendencia de la ciudad uruguaya, todo indica que habrá luz verde y se hará realidad el primer SLS Hotel & Residences uruguayo. Implicará una inversión de unos 120 millones de dólares y se trata de un complejo mixto de dos torres que tendrá 80 habitaciones de hotel y 150 residencias con diseño vanguardista y arte contemporáneo. Asimismo, constará de tres restaurantes, bar, piscina rooftop, spa, un espacio para fitness, salas de reuniones, un club para niños y un área comercial de 3.500 metros cuadrados.

En cuando a los precios de comercialización, se estima que rondarán los 4 mil y los 6 mil dólares por metros cuadrado, y desde la desarrolladora nacional afirman que hay muchos inversores interesados, ya sea los internacionales que llevan años invirtiendo en Accor, como así también los propios uruguayos y argentinos. 

Con esta gran inversión de 120 millones de dólares para llevar adelante el megaproyecto del SLS Hotel & Residence sobre La Brava de Punta del Este, esta reconocida ciudad del vecino país recibirá en 2022 una inyección económica que ronda los 350 millones de dólares, sumando también otras dos grandes iniciativas planeadas en el rubro inmobiliario: el Fendi Château y el Solanas Crystal View.

Por otra parte, la sociedad de GNV Group con Accor para este monumental proyecto, representa una jugada estratégica y muy beneficiosa, ya que se trata de la empresa hotelera más grande de Europa y, con casi 5000 hoteles, ya es la sexta más grande del mundo. En 2016, compró a Raffles, Fairmont y Swissotel, una apuesta de casi 3000 millones de dólares destinada a reforzar su posición de lujo.

Imágenes por: CORTESIA