Menu

Descubren en Marruecos las joyas más antiguas del mundo

Hallaron en las cuevas de Bizmoune unas conchas marinas perforadas de 150.000 años que se convierten en las las joyas más antiguas del mundo

Esta semana, Marruecos presentó en la Necrópolis de Chellah de la ciudad de Rabat una serie de objetos que fue catalogada como las joyas más antiguas del mundo.

Se trata de 32 cuencas de conchas marinas que tienen como nombre científico Nassarius gibbosulus. Las piezas de 5 centímetros están perforadas y fueron encontradas en una cueva llamada Bizmoune, a 15 kilómetros de Essauira, una ciudad costera del sur marroquí. El descubrimiento tiene una antigüedad de 150.000 años.

Las conchas marroquíes se usaban como collares o brazaletes y junto a ellas se encontraron unos pigmentos rojos, que se cree que fueron hechos con mineral ocre, y con los cuales se les daba color a las conchas y quizás también a la ropa. Además, en el descubrimiento hay evidencias de la existencia de materiales de vegetales, como el argán, y de partes de animales, como el rinoceronte.

Según el grupo de investigadores que se adjudicó el descubrimiento, estamos hablando del comportamiento simbólico humano más antiguo del mundo: “los llamamos adornos, pero en realidad son objetos simbólicos, porque por primera vez en la historia del homo sapiens el cuerpo humano se convierte en un soporte para exponer y enviar mensajes para los miembros de un mismo grupo u otros grupos de otras zonas”, explicaron.

Justamente ese es uno ítems fundamentales del descubrimiento: conseguir información sobre cómo se originó el comportamiento simbólico humano, incluyendo las relaciones entre miembros de un grupo o la aparición de lo que hoy llamamos identidad.

Previamente, las joyas de mayor cantidad de años que se conocían eran las encontradas en Argelia (35.000 años), Sudáfrica (75.000 años) e Israel (135.000 años).

El grupo de trabajo que halló las joyas más antiguas del mundo tuvo a tres líderes principales: Abdeljalil Bouzouggar, del Instituto de Ciencias de Arqueología y del Patrimonio, Steven Kuhn, de la Universidad de Arizona, y Philippe Fernandez, de la Universidad Aix Marseille. Tal fue la importancia de la presentación, que su muestra pública fue organizada por Ministerio de Cultura marroquí y tuvo como invitados al Ministro en cuestión Mehdi Bensaid y al consejero del rey de Marruecos Mohamed VI André Azoulay.

Imágenes por: Cortesía