Menu

Desde Estados Unidos eligieron al Sanatorio Británico para tratar casos graves de coronavirus

La propuesta proviene de la agencia de investigación NIH que desarrolló descubrimientos significativos para mejorar la salud, prolongar la vida y reducir enfermedades

El Sanatorio Británico de Rosario participará de un estudio con otras 50 instituciones de América que buscarán lograr un tratamiento efectivo para pacientes severos de coronavirus, organizado y financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH).

“Fuimos seleccionados por el NHI junto a otros 50 centros de salud de América de los cuales 4 son de Argentina lo que nos enorgullece mucho”, dijo el presidente del Sanatorio Británico, Rodrigo Sánchez Almeida.

“El estudio busca lograr un tratamiento efectivo para pacientes severos de coronavirus a los que hasta el momento no podemos aplicarle ninguna droga que mejore su estado de salud”, contó.

El NIH (National Institutes of Health) lanzó una iniciativa pública-privada para promover la investigación académica acelerada orientada a desarrollar estrategias de tratamiento y prevención de COVID-19, denominado ACTIV (Accelerating Covid-19 Therapeutics Interventions and Vaccines). En ese marco, el sanatorio Británico fue seleccionado como centro participante del Protocolo ACTIV-1, que incluye pacientes hospitalizados con COVID-19 severo.

En ese sentido, Sánchez Almeida señaló que “es extremadamente importante porque está destinado a un punto débil en las líneas médicas que son los casos graves, es decir, gente que debe ser internada en terapia intensiva y a la que le queda secuelas o muere”.

“A partir de que el suero obtenido de convalecientes no dio el resultado esperado en estos pacientes, el gran problema que surge es que lo único que quedó en las herramientas de los médicos es la aplicación de respiradores artificiales y de corticoides como la dexametasona”, remarcó.

“Por suerte, en Estados Unidos hay un antiviral muy conocido llamado Remdesivir que ha mostrado algún efecto y el trabajo nuestro será combinar ese antiviral con unas drogas que se llaman inmunomoduladores que mejoran las defensas del organismo, para ver si eso puede bajar la gravedad de los casos”, explicó.

“De tener éxito el estudio estaríamos hablando de haber alcanzado un mejor tratamiento de los casos graves”, sostuvo, y aclaró que “no va a impedir que el contagio, ni va a suplantar a la vacuna, es un tratamiento para que un caso grave no evolucione mal”.

Imágenes por: gerain082 y mrsiraphol vía Freepik