Menu

El club Bayern Munich recorta los sueldos de sus jugadores no vacunados

Avalados por el gobierno alemán, Bayern Munich y otros clubes profesionales pueden no abonar salarios a quienes no estén inoculados

Hace algunas semanas, la cantidad de casos de Covid positivo en el mundo parecía estar bajando considerablemente y la pandemia, si bien muchos cuidados deben seguir manteniéndose, apuntaba a convertirse en algo del pasado. Sin embargo, la llegada del invierno en Europa destapó una nueva ola de casos en países en los cuales el porcentaje de población vacunada es bajo. Tal es el caso de Alemania, donde el gobierno acaba de avalar una medida que les permite a empresas y entidades recortar los sueldos de aquellos trabajadores que deban aislarse sin estar vacunados. Y el popular club Bayern Munich quiere dar el ejemplo al respecto.

En las últimas horas, la propia institución bávara confirmó que su jugador Joshua Kimmich y tres miembros más del plantel no cobrarán por los días en que deban hacer cuarentena por haber decidido no inocularse.

El caso de Kimmich, que también juega en la selección alemana, es público, ya que propio deportista confesó tener dudas sobre las vacunas existentes y los efectos a largo plazo que podrían producir.

El jugador de Bayern Munich no jugó en la última doble fecha de eliminatorias con Alemania, no estuvo en cancha el pasado fin de semana con su club en la derrota contra Augsburgo y se cree que tampoco jugará esta tarde contra Dinamo de Kiev por Champions League.

Si bien el club no informó quiénes son los otros tres implicados, se cree que son los alemanes Jamal Musiala y Serge Gnabry (que habitualmente también juega en su selección) y Eric-Maxim Choupo Moting, nacido en Alemania, pero nacionalizado camerunés y miembro de ese equipo nacional.

En los últimos días, Kimmich debió aislarse por un contacto estrecho. Por lo que establece la norma alemana, todo trabajador que deba mantenerse en cuarentena por ser positivo de Covid o haber tenido un contacto cercano y que haya decidido no vacunarse, puede sufrir un descuento de salario por los días en que no pueda trabajar.

Con esta decisión, los directivos de Bayern quieren mandar un mensaje a la sociedad para alentarlos a incrementar el porcentaje de personas vacunadas. Baviera, el estado alemán del cual Munich es la capital, está analizando la posibilidad de hacer obligatoria la vacunación para sus habitantes.

Imágenes por: Cortesía