Menu

El fenómeno global de Peppa Pig: una historia de éxito de US$1.300 M

Peppa Pig comenzó como un modesto proyecto en un estudio de animación ha evolucionado en apenas 15 años hasta convertirse en un gigante global

Peppa Pig, la famosa cerdita, no solo ha cautivado a audiencias de todo el mundo, sino que se ha transformado en un imperio con una presencia arraigada en el ámbito del entretenimiento infantil, superando la marca de los US$1.300 millones en ventas.

La serie, concebida por la empresa Astley Baker Davies a finales de los años 90, debutó en 2014 en los canales Channel 5 del Reino Unido y Nick Jr. Desde entonces, su popularidad no ha dejado de crecer, expandiéndose a más de 180 territorios y encontrando un arraigo especial en China. En efecto, una parte sustancial de sus ganancias, ascendiendo a los US$1.300 millones en 2018, provienen de este gigante asiático.

El impulso detrás de este fenómeno se ha fortalecido exponencialmente desde que el grupo canadiense Entertainment One adquirió el 70% de la serie por una cifra considerable de US$212 millones en 2015. Giles Willits, director financiero, proyecta que las ventas de la serie alcanzarán los US$2.000 millones en los próximos tres a cinco años. Peppa Pig no solo es una serie, sino un emporio que abarca desde parques temáticos hasta una amplia gama de productos asociados a la marca, y cuenta con un canal oficial en YouTube con 7,3 millones de suscriptores.

China ha desempeñado un papel fundamental en esta historia de éxito. Conocida en el país como Pei Pei Zhu, la cerdita se convirtió en un fenómeno comercial, especialmente durante el Año del Cerdo. Sin embargo, esta travesía no estuvo exenta de obstáculos. El año pasado, el gobierno chino censuró la serie al considerarla un símbolo entre grupos críticos del sistema. No obstante, este año, la decisión gubernamental de levantar la censura marcó un giro radical en su trayectoria.

La película “Peppa Pig celebra el Año Nuevo Chino” se convirtió en un rotundo éxito, y se vendieron más de 40 millones de libros en mandarín basados en la serie. Un extenso merchandising, incluyendo mochilas, relojes y ropa infantil, se desplegó para satisfacer la demanda del público más joven. Actualmente, gran parte de las ventas globales de la serie provienen de China, consolidando su posición como un fenómeno arraigado en la cultura popular china.

La expansión no se limita a China. Merlin Entertainments, responsable de Legoland y Alton Towers, inauguró un parque temático de Peppa Pig en Shanghái en 2018. Además, se han inaugurado dos parques adicionales en Estados Unidos este año, con planes para una docena más en distintos países. Esta expansión ha llevado a una diversificación de la marca hacia una amplia gama de productos.

Sin embargo, este éxito sin precedentes no ha estado exento de críticas. La serie ha sido señalada por reforzar estereotipos de género y promover comportamientos poco ejemplares en los niños. Incluso, una doctora británica la calificó como “el enemigo público número uno” en la lucha por reducir las visitas innecesarias a los centros de salud, señalando que el uso inapropiado de los servicios médicos por parte de la familia Pig generaba expectativas poco realistas en la sociedad.

A pesar de las críticas, el ascenso meteórico de Peppa Pig y su continuo crecimiento comercial son un testimonio de cómo una idea simple puede convertirse en un fenómeno global arraigado en la cultura popular, superando barreras lingüísticas y culturales para convertirse en un ícono del entretenimiento infantil contemporáneo.

Imágenes por: cortesia