Menu

El fútbol brasileño domina Sudamérica con presupuestos europeos

La aplastante goleada 4-0 de Flamengo sobre Vélez en Liniers ratificó la abrumadora supremacía del fútbol brasileño por su abultada billetera

Las competencias internacionales en Sudamérica, sobre todo la más importante, la Copa Libertadores, están dejando al descubierto la abrumadora diferencia de presupuestos entre los equipos del fútbol brasileño y el resto. La aplastante goleada 4-0 que el Flamengo le propinó a Vélez en Liniers por la ida de las semifinales de la actual edición, que sentenció el pasaje del conjunto carioca a la final, no hizo más que ratificar las diferencias que son cada vez más grandes por el poderío económico que tienen los clubes del vecino país.

Al igual que ocurrió en 2021, el certamen 2022 volvió a tener a tres de cuatro conjuntos semifinalistas de Brasil. En este caso, el Fortín logró “colarse” pero nada pudo hacer para frenar al elenco rojinegro de Río de Janeiro, que salvo un verdadero milagro estará una vez más definiendo el título. Del otro lado de la llave, Athletico Paranaense venció como local 1-0 a Palmeiras en la ida e intentará que la definición no sea idéntica a la del año pasado cuando el Verdao se impuso 2-1 y alcanzó el bicampeonato.

Barcelona de Ecuador fue el que logró meterse entre los cuatro mejores en la edición pasada, pero no pudo contra el Flamengo, mientras que Palmeiras dejó en el camino a Atlético Mineiro. Asimismo, otra final con representantes del fútbol brasileño se registró en la edición 2020 (que por la pandemia finalizó a comienzos de 2021) cuando hubo clásico paulista y los de la camiseta verde vencieron 1-0 al Santos. En semis habían dejado en el camino a River y Boca respectivamente.

Fue en 2019 la última vez que un equipo que no sea de Brasil alcanzó la final: en ese caso el Millonario de Marcelo Gallardo quedó a minutos de ser bicampeón en la final en Lima pero la estrella del Fla Gabigol lo amargó en un increíble desenlace que terminó con derrota 2-1 de los argentinos que iban en ventaja casi hasta el cierre del cotejo. Los de Núñez habían eliminado a Boca en semis, mientras que del otro lado el ganador de aquella edición superó a Gremio.

River es el último campeón no brasileño de la Libertadores y lo consiguió en la histórica definición contra su clásico rival en Madrid cuando se impuso 3-1 en la vuelta que no se disputó en el Monumental con incidentes en los que apedrearon el micro xeneize cuando se dirigía al vestuario. La ida fue 2-2 en la Bombonera y todo se llevó a España donde los del Muñeco se llevaron un título inolvidable. Fue esa edición 2018 el último gran golpe del fútbol argentino contra el del vecino país porque los dos más grandes a nivel nacional dejaron en el camino a Gremio y Palmeiras.

¿Qué presupuestos manejan los equipos del fútbol brasileño?

De acuerdo al sitio especializado en materia de valorización de mercado del fútbol, Transfermarkt, el Brasileirao (torneo de primera división de aquel país) está valuado en poco más de mil millones de euros en total sumando los 20 clubes que participan. La Liga Profesional Argentina (28 equipos) tiene una valuación total de 726 millones de euros. Además, según estos datos, River tiene el plantel más caro del país con un valor de mercado de 96 millones de euros. Esa cifra es superada por cuatro instituciones brasileñas.

Palmeiras tiene la mejor valoración de su plantel con un total de 175,20 millones de euros, mientras que Flamengo lo sigue con 156,25 millones y el podio lo completa Atlético Mineiro con 121,80 millones. También supera los 100 millones el plantel de Corinthians (102,90 millones). En Argentina, el siguiente club mejor valuado es Boca con 79,10 millones, seguido por Racing con 55,90 millones.

Y para graficar aún más las diferencias entre los dos semifinalistas de la Libertadores 2022 que se enfrentaron en el José Amalfitani, Vélez tiene un valor de mercado según Transfermarkt de 48,51 millones de euros. Eso es más de tres veces menos que lo que está valuado el plantel de su rival, que lo humilló con un lapidario 4-0.

Otro punto clave en la comparación es la inversión de unos y otros para reforzarse: el Flamengo por ejemplo pagó más de 13 millones de euros al Benfica de Portugal por Everton Cebolinha. A la Fiorentina le pagaron casi 3 millones de euros por el 80 por ciento del pase del chileno Erick Pulgar. También trajo a préstamo desde Dinamo de Moscú al uruguayo Guillermo Varela. Y la contratación más rutilante fue la del también trasandino Arturo Vidal tras quedar libre, al que le ofrecieron un contrato muy superior al que le podía pagar Boca. Sumado a ello, tiene figuras de renombre internacional como David Luiz, Filipe Luis, Goergian De Arrascaeta, Pedro, Marinho o el mismiísimo Gabigol.

Por su parte, Vélez se rearmó intentando dar pelea a la Libertadores con la compra de Walter Bou (a Defensa y Justicia y Boca) en una cifra cercana a los tres millones de dólares. Mientras que en cuanto a estrellas de renombre, la más importante fue la de Diego Godín, el central uruguayo que disputará en Qatar su último Mundial y llegó con el pase en su poder aunque con un importante salario. La diferencia es abismal y se notó en el campo de juego.

El último dato es que tanto Flamengo con Palmeiras, los más poderosos entre los poderosos del fútbol brasileño, sus presupuestos superan al menos al de 45 equipos europeos. Sí, lógicamente siguen muy por debajo de los gigantes del viejo continente, pero en lo económico tienen billeteras más gordas que varios de los clubes medianos o los chicos. Superan a la mitad de los conjuntos de la Serie A de Italia, a nueve de la Bundesliga de Alemania, también a la mitad de los de la Liga de España y a 13 de la Ligue-1 de Francia. En la Premier League de Inglaterra es donde más les costaría porque apenas tienen mejor situación que tres equipos.

Imágenes por: CORTESIA