Menu

El futuro llegó: un algoritmo oficiará de abogado en un tribunal

Un debate en un juicio por exceso de velocidad en Estados Unidos tendrá como uno de los beligerantes a un dispositivo con IA

Muchas de las “locuras” tecnológicas que el cine del siglo XX anticipaba, poco a poco se van cumpliendo, especialmente gracias a los distintos tipos de algoritmo insertados en diferentes plataformas y dispositivos con inteligencia artificial.

Y, lejos de sorprendernos por artefactos grandilocuentes como autos voladores o humanos robots, son los elementos de nuestra vida cotidiana los que más se van sumando al listado de novedades tecnológicas que apuntan a una vida más fácil y más justa.

En este contexto, en Estados Unidos, uno de los beligerantes en un juicio por exceso de velocidad será un algoritmo de inteligencia artificial, el cual defenderá al acusado en un tribunal. El caso fue confirmado, aunque se desconoce en qué ciudad se llevará a cabo por cuestiones de privacidad y para evitar que los colegios de abogados “boicoteen” la sesión. Sí se sabe que será encabezado por DoNoPay, una plataforma de autogestión legal que recomienda estrategias legales.

El hecho fue confirmado por la revista New Scientist, medio que agregó que la audiencia se desarrollará durante febrero. Será, por supuesto, la primera vez que un ente no humano defienda legalmente a una persona en la historia de la humanidad.

De acuerdo a Joshua Browder, creador de DoNotPay, basta con decirle a un chatbot qué problema legal enfrentás, para que éste te indique, con lenguaje legal, cuál es la mejor alternativa para avanzar.

Pero no solamente en la estrategia previa participará el robot: a través de un smartphone, escuchará todo lo que se vaya diciendo en el juicio y le sugerirá al acusado qué responder en cada pregunta desde un auricular.

La gran novedad de esta aplicación es que cualquier persona, especialmente aquellas que no suelen contar con fondos suficientes para contratar un abogado, pueden tener también acceso a una defensa profesional.

El principal obstáculo que deberá afrontar esta modalidad es la prohibición, en general, del uso de teléfonos celulares y auriculares en la mayoría de los tribunales estadounidenses.

Imágenes por: Cortesía