Menu

El gobierno de Alberto Fernández permite el ingreso de extranjeros con antecedentes penales: la curiosa justificación

Según indicaron resultan irreconciliables con la Constitución Nacional y con el sistema internacional de protección de los derechos humanos

El gobierno de Alberto Fernández autorizó (cuando las fronteras argentinas estén abiertas) el ingreso de extranjeros con antecedentes penales, derogando un decreto del ex presidente Mauricio Macri sobre política migratoria.

La curiosa justificación de la administración es que, según indicaron, los cambios efectuados en el gobierno anterior “resultan irreconciliables con la Constitución Nacional y con el sistema internacional de protección de los derechos humanos”.

Según dijeron del gobierno de Alberto Fernández, el decreto de Macri, que protegía a los argentinos, violaba “el principio del debido proceso, al derecho a contar con asistencia y defensa legal, la restricción a un control amplio y suficiente del poder judicial sobre los actos de la autoridad administrativa, la amplitud con la que se prevé la retención preventiva del y de la migrante sin definir las causas que la habilitan y la restricción a los derechos de reunificación familiar y dispensa por razones humanitarias”.

Imágenes por: Cortesía