Menu

El hacha que usó Jack Nicholson en “El resplandor” será subastada

El hacha es uno de los elementos más recordados de la famosísima película de terror dirigida por Stanley Kubrick

Para los fanáticos del cine de terror, la película The Shining, o El Resplandor, estrenada en 1980, es una especie de estandarte imperdible. Y dentro del largometraje, uno de los elementos más representativos es el hacha que utiliza el personaje de Jack Nicholson para destruir una puerta mientras intenta asesinar a su familia.

Dicha arma, a partir de la cual se hicieron cientos de sátiras y remakes con el correr de las décadas, ahora tendrá el destino que suelen tener muchas piezas de famosas películas: será subastada.

El hacha será vendida al mejor postor por la casa de subastas Gotta Have Rock and Roll. El valor de entrada que se ofrece oscila entre los U$S 60.000 y los U$S 90.000. Quien gane el remate, además del producto, se llevará también un certificado de garantía y una carta de Norank Engineering, la empresa que realizaba efectos de ingeniería para Hollywood durante las décadas del ’70 y ’80 y que formó parte de El Resplandor.

En la descripción de Gotta Have Rock and Roll se ve la fecha del producto, 8 de junio de 1989, y se agrega que se encuentra en “muy buen estado”.

Para quienes no vieron la película, es un film basado en la novela de suspenso de Stephen King y dirigido por Stanley Kubrick. La trama gira en torno a Jack Torrance (Jack Nicholson), un hombre que acepta un trabajo como cuidador de un hotel de montaña y se instala allí con su esposa Wendy (Shelley Duvall) y su hijo Danny (Danny Lloyd).

El hacha que usó Jack Nicholson en “El resplandor” será subastada

Por la incomunicación, el insomnio y sus propios trastornos de personalidad, el padre de la familia, influido por la maléfica energía del lugar, se convierte en un violento que intenta asesinar a su familia. La madre y el pequeño hijo, a la vez, sufren los fenómenos sobrenaturales que ocurren en el lugar.

El momento más memorable en el que aparece el hacha es cuando Jack, sabiendo que su esposa estaba encerrada en una habitación, comienza a golpear la puerta con el arma hasta crear un hueco que le permite asomar su cabeza con una sonrisa diabólica que quedaría para siempre grabada en las retinas de los amantes del cine.

Si bien la película no ganó grandes premios y su director y actor principal recibieron varias críticas tras el estreno, poco a poco se fue convirtiendo en un film de culto para los fans del género.

Tiempo atrás, otras hachas de utilería hechas de espuma y plástico usadas en la filmación también fueron subastadas en Inglaterra por montos que alternaron entre los U$S 45.000 y los U$S 60.000.

Imágenes por: Cortesía