Menu

El plan para sumar espacios gastronómicos en el microcentro de Rosario

Se pretende que el movimiento en el centro no termine a la seis o siete de la tarde, sino que se extienda y también funcione los fines de semana

Los empresarios de Rosario buscan alentar nuevas espacios gastronómicos en el microcentro y en la zona de peatonales.

El programa de revitalización del casco histórico, delimitado por las calles Tucumán, Mendoza, Oroño y Buenos Aires incluye intervenciones de obras urbanas, intervenciones específicas en peatonales, un programa especial de mantenimiento y controles en espacios públicos y la renovación de la señalética e imagen integral.

A estas obras, los empresarios del centro creen que hay que sumarle nuevas inversiones del sector privado para que el centro no solo sea un corredor con oferta de servicios, bancos y oficinas.

Se pretende que el movimiento en el centro no termine a la seis o siete de la tarde, sino que se extienda y también funcione los fines de semana.

En contacto con VIVO247, el presidente de la Asociación Empresaria de Rosario (AER), Ricardo Diab, explicó que lo que se busca es cambiar parte de la dinámica comercial que tiene el centro de la ciudad.

Diab dijo: “Estamos trabajando en esa dirección. Puede que el Estado fomente nuevas inversiones con exenciones impositivas, todas orientadas al rubro gastronómico. Vemos que es el tipo de negocio que falta para la zona de peatonales. Esto nos permitiría mantener al área central activa más allá del horario de oficina y aún los fines de semana”.

El dirigente empresarial explicó que faltan propuestas en gastronomía para el sector mencionado. “Vemos que la actividad cultural, cines y teatros están en lugares históricos de la ciudad -la mayoría en el microcentro- pero terminan los espectáculos y quienes abandonan las salas no tienen lugares cercanos para darle continuidad al ocio. Bares, restaurantes, espacios de nocturnidad, todo esto le falta al centro de la ciudad”, describió.

Hoy el centro, concluido el horario comercial, tiene zonas abandonadas, vacías, oscuras y hasta inseguras. La idea es darle vida a una de las zonas más transitadas durante el día, pero que lucen desiertas durante la noche.

Imágenes por: Cortesía Freepik