Menu

Empresarios de la construcción de Rosario expectantes ante la nueva ley de blanqueo

Se eximirá del impuesto sobre los bienes personales al valor de las inversiones en proyectos realizados hasta el 31 de diciembre de 2022 inclusive

El gobierno nacional prepara una nueva ley de blanqueo e incentivo a la construcción y la Cámara Argentina de la Construcción Delegación Rosario definió algunos de los puntos por tratarse.

Se entenderá por proyectos inmobiliarios a aquellas obras privadas nuevas que se inicien a partir de la entrada en vigencia de la ley.

Quedarán comprendidas dentro de la definición de obras privadas nuevas aquellas que a la fecha de entrada en vigencia de esta ley posean un grado de avance inferior al 50% de la finalización de la obra.

Se eximirá del impuesto sobre los bienes personales al valor de las inversiones en proyectos de inversión realizadas hasta el 31 de diciembre de 2022 inclusive.

Se dispondrá que los titulares de inmuebles o de derechos sobre inmuebles gozarán del diferimiento del pago del impuesto a la transferencia de inmuebles de personas físicas y sucesiones indivisas en el caso de desarrollo de proyectos inmobiliarios, en los supuestos según las pautas que se especifican.

Las personas humanas, sucesiones indivisas y los sujetos establecidos en el artículo 53 de la Ley de Impuesto a las Ganancias podrán declarar de manera voluntaria ante la AFIP la tenencia de moneda extranjera y/o moneda nacional en el país y en el exterior dentro de un plazo que se extenderá desde la fecha de entrada en vigencia de esta ley y hasta transcurridos 120 días corridos, ambas fechas inclusive.

Rosario sigue siendo uno de los centros urbanos con mayor expansión edilicia, fomentada por los excedentes que vuelca el sector agropecuario a la región. Durante los últimos tres años, más de 15 mil millones de pesos fueron direccionados al mercado inmobiliario con nuevas construcciones.

En 2007, con un millón de metros cuadrados nuevos, Rosario fue la ciudad con mayor construcción de Latinoamérica.

Desde 2005 al 2015, estuvo entre las cinco ciudades con mayor sumatoria de metros cuadrados nuevos, a un promedio de 700 mil metros cuadrados por año.

Entre 2015 y 2020, la cantidad de metros cuadrados bajó a un promedio de 500 mil.

Imágenes por: duallogic y 9comeback vía Envato