Menu

Empresas de transporte a punto de colapsar: peligran cientos de puestos de trabajo en Rosario

Los repuestos y neumáticos para mantenimiento de unidades no se consiguen y la cadena de cobro se encuentra totalmente interrumpida

El sector transportista en Rosario y Santa Fe asegura no resistir más aumentos y advierte que están a punto de colapsar.

En los dos primeros meses del año el combustible se incrementó un 10%, las patentes sufrieron una suba desorbitante, los talleres de Revisión Técnica modifican periódicamente sus valores y los peajes ya significan una suma impagable. Neumáticos y repuestos no se consiguen en el mercado y la presión fiscal asfixia a las empresas del rubro.

“Las autoridades nacionales y provinciales no responden a los permanentes reclamos. Peligran miles de puestos de trabajo y desabastecimiento en toda la industria. El transporte de cargas ha sido una de las actividades más presionadas a nivel financiero en los últimos años y las empresas transportistas se encuentran a punto de colapsar. Con los constantes aumentos de insumos y las cadenas de pagos con dificultad, el rubro no da abasto para mantener un servicio en beneficio de toda la población. Ningún gobierno ha atendido, hasta el momento, los reclamos elevados con frecuencia por las cámaras transportistas, que intentan encontrar una solución a la presión fiscal y los interminables aumentos”, aseguraron los transportistas en un comunicado.

Sumado a esto, los repuestos y neumáticos para mantenimiento de unidades no se consiguen y la cadena de cobro se encuentra totalmente interrumpida, generándose un desfasaje financiero insostenible.

La situación de las empresas es sumamente difícil ya que se encuentran trabajando con tarifas deprimidas, atrasadas respecto a la inflación y afrontando costos habituales de la actividad (salarios, combustible y peajes) y los extracostos (terminales con horarios acotados, demoras generadas por reducción de personal, impuestos irreales que generan las provincias por sanitización de vehículos, entre otras).

Cabe destacar que, además, la mayoría de los proveedores toman al dólar blue como referencia para su precio de venta. En el caso de los neumáticos, no solo se encuentran en falta, si no que los valores tuvieron una suba de entre el 250 y 300%.

Si previo a la pandemia el sector transportista presentaba reales complicaciones, hoy la situación es preocupante. “Creemos que los dadores de cargas deben abrir diálogo con nuestro sector porque recomponer las tarifas es indispensable. Del mismo modo, los funcionarios atiendan -al menos una vez- nuestras necesidades, que creemos completamente justas. De continuar así, corren peligro miles de puestos de trabajo, el cierre de empresas y el lamentable desabastecimiento de toda la población”, concluyeron.

Imágenes por: Cortesía