Menu

Fenómeno mundial: ¿cuánto ganan los jugadores de eSports?

La vida de los jugadores profesionales de eSports demanda grandes sacrificios y por ese motivo los sueldos se volvieron más que interesantes

Para muchos jóvenes de todo el mundo, hace algunos años, la chance de convertirse en jugadores de eSports profesionales y cobrar abultados sueldos por eso, era una completa utopía. Hoy, muy por el contrario, eso se convirtió en una realidad y el sector de las competiciones de juegos de video es un negocio que mueve millones de dólares.

Contrariamente a lo que muchos podrían pensar, que se trata simplemente de adolescentes que pasan la mitad de sus días frente a una computadora solamente jugando, la vida de estos deportistas virtuales tiene cada vez más demanda.

En entrevista con iProUP, miembros del equipo argentino Stone Movistar, que lidera el tenista Diego Schwartzman, comentaron que la disciplina y el compromiso están a la orden del día y que son condiciones elementales para el éxito.

Los jugadores tienen dos tipos de entrenamiento: uno individual, para mejorar sus “skills”, que demanda alrededor de una hora al día, y otro grupal, junto a su equipo. Este último, si se aproxima un torneo importante, puede llevar hasta 7 horas diarias.

Los jugadores de eSports, además de practicar sus habilidades de juego, entrenan otros aspectos como la alimentación, el ejercicio físico o la psicología.

Otro sacrificio que requiere esta actividad es, en muchos casos, la lejanía de la familia: como hay competiciones en varias partes del país y del mundo, no es extraño que un joven pueda pasar hasta seis meses al año fuera de su casa.

Esta gran demanda, sumada al éxito que está teniendo el rubro desde hace varias temporadas, hace que los salarios de los jugadores sean bastante interesantes, especialmente por estar pagados en dólares. Para determinar cuánto gana un jugador, se toman en cuenta ítems como la trayectoria, la experiencia, las habilidades y los resultados.

En los equipos de Sudamérica, los sueldos individuales oscilan entre los U$S 600 y los U$S 1.500 mensuales. Sin embargo, en la parte norte de Latinoamérica, la remuneración puede alcanzar los U$S 4.500 al mes. Y si pasamos a Estados Unidos, un jugador de “mitad de tabla” puede facturar unos U$S 14.000 mensuales, llegando en algunos casos a U$S 50.000.

Pero, ¿cómo pueden afrontar los equipos este tipo de salarios? Además de la publicidad, las organizaciones suelen quedarse con entre el 10% y el 20% de los premios ganados por sus jugadores en diferentes torneos, los cuales suelen ser muy suculentos.

Imágenes por: Freepik