Menu

Guerra entre Twitter y Elon Musk: la firma prepara una millonaria demanda

Tras la negativa del magnate de avanzar con la compra de la red social, la guerra entre Twitter y Elon Musk iría a la Justicia

Luego que a fines de abril se anunciara que Elon Musk compraría Twitter a cambio de 44 mil millones de dólares, se generó una guerra entre la red social y el magnate dueño de Tesla. Es que el empresario manifestó sus dudas en torno a las cuentas falsas o spam y en los últimos días se hizo cada vez más fuerte la versión que indica que se echará para atrás en la adquisición de la firma fundada por Jack Dorsey, Noah Glass, Biz Stone y Evan Williams en 2006.

Frente a la posibilidad que Musk cancele la compra, la compañía que tiene al pajarito como símbolo amenaza con una demanda por incumplimiento de contrato, lo cual conlleva una multa que podría ser de hasta mil millones de dólares. En un documento remitido por los abogados del multimillonario al departamento legal de la empresa y publicado por la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos, alega que la tecnológica hizo declaraciones “falsas y engañosas” al firmar el acuerdo y que no le ha facilitado la información que necesita.

Cabe destacar que Musk podría desvincularse de la negociación pagando la multi-millonaria multa si hubiera una razón externa que no permitiera la venta de la empresa, como las dudas financieras de una tercera parte o un problema regulatorio. Pero si el acuerdo se deshace por dudas del magnate de los autos eléctricos, Twitter está en su derecho a demandar.

Por lo tanto, la guerra entre Twitter y Elon Musk podría continuar en la Justicia, ya que la compañía ya adelantó que llevará la cuestión ante el Tribunal de Cancillería de Delaware, una corte especializada en grandes disputas comerciales para forzar a que se aplique el acuerdo sellado entre las dos partes y, quizás, buscar una compensación económica.

De acuerdo a la lectura del conflicto que realizaron varios analistas, la cuestión de los cuentas falsas es simplemente la excusa que el empresario encontró para dar marcha atrás a una operación que cada vez parece más ruinosa, con las acciones de la firma por debajo de 37 dólares, muy lejos de los 54,20 por título que pactó pagar el pasado abril, y con una fuerte caída de la cotización de Tesla y, por tanto, de la fortuna del multimillonario.

La conclusión de los expertos en la materia es que lo más probable es que las dos partes lleguen a algún tipo de acuerdo, que o bien permita a Musk abandonar la compra pagando una importante compensación (probablemente mayor a la cláusula de ruptura de 1.000 millones de dólares incluida en el contrato y que está sujeta a condiciones) o que rebaje de manera importante el precio de Twitter para que se cierre la transacción.

Imágenes por: CORTESIA