Menu

Kushki, el nuevo unicornio ecuatoriano que se expande en la región

La compañía de pagos electrónicos Kushki alcanzó los U$S 1.000 millones de valorización en su última ronda de inversión

Gracias a la recaudación de U$S 100 millones en su última ronda de inversión, y a los U$S 86 millones sumados a mediados de 2021, la compañía ecuatoriana Kushki adoptó el mote de “unicornio” al haber alcanzado una valorización de mercado de U$S 1.000 millones.
Esta empresa que tiene expansión por varios países de la región es una tecnológica de pagos que el año pasado reportó un crecimiento del 200%.

Actualmente, Kushki opera en Ecuador y también en México, Colombia, Perú y Chile. Entre los inversores que le permitieron dar su último salto de cotización aparecen Kaszek Ventures, Clocktower Ventures, SoftBank Latin America Fund y Dila Capital.

En declaraciones a Forbes, el CEO de la empresa Aron Schwarzkopf dijo que “uno de los grandes retos que tenemos como compañía es crear una empresa latinoamericana desde la perspectiva de recursos humanos y de producto, ser multiculturales. Tenemos colaboradores en 12 países y operaciones en cinco. Nos encargamos de hacer toda la infraestructura que hay detrás de los pagos digitales, estandarizando toda la tecnología”.

Más allá de la volatilidad económica de muchos sectores de Latinoamérica, Schwarzkopf tiene una gran certeza: la demanda de pagos digitales no dejará de subir en el corto plazo.

“Alcanzar este hito en tiempos de incertidumbre económica es evidencia de la calidad y resiliencia de todo nuestro equipo y del enorme talento latinoamericano que existe en la región”, agregó Schwarzkopf.

Según sus fundadores, la tarea fundamental de Kushki es ayudar a empresas a bajar los costos y la complejidad de los pagos online, mejorando las tasas de aceptación y reduciendo las posibilidades de fraude.

La empresa tiene actualmente 750 empleados y usa, en cada uno de los países en los que tiene presencia, recursos humanos locales, para poder atender de forma más personalizada a cada cliente.
Los nuevos activos monetarios logrados en la ronda de inversión se usarán para modernizar la infraestructura de pagos en toda la región.

 

Imágenes por: Cortesía