Menu

La autonomía de Rosario, el proyecto del que la política santafesina habla desde hace más de 20 años

A partir del llamado del gobernador, se conformará una comisión política y técnica a los fines de consensuar los temas y la reforma de la legislación actual

El gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti, encabezó este miércoles un encuentro junto a intendentes y presidentes comunales de la provincia donde se manifestó la intención de avanzar en un proyecto de autonomía de Rosario. Ese anhelo del que la política santafesina habla desde hace más de 20 años, en especial en años de campaña electoral.

A partir del llamado del gobernador, se conformará una comisión política y técnica a los fines de consensuar los temas y la reforma de la legislación actual.

En 2009, el por entonces secretario de Gobierno de la Municipalidad de Rosario, Horacio Ghirardi, hablaba de un coincidencia con espacios opositores en que para lograr la autonomía de los municipios y comunas de Santa Fe, es necesario una reforma constitucional.

De todas maneras, aseguraba que mediante la existencia de una ley se permitía el logro de ciertas metas complementarias para una reforma la carta magna santafesina.

Entre las ventajas de la autonomía se hablaba de evitar el pedido continuo de permisos a la legislatura provincial para la gestión de créditos a organismos internacionales para financiar obras.

Por otra parte, se tendría la potestad de tomar decisiones en todo lo vinculado al poder de policía municipal y una independencia económica. También, la posibilidad de generar recursos propios que no se superpongan con impuestos ya existentes.

En 2012, la intendente de Rosario, Mónica Fein, volvió a pedir por la autonomía de la ciudad en los festejos por el Día de la Bandera. Opinaba que la libertad presupuestaria y operativa de Rosario es un paso fundamental para el crecimiento de la inversión en servicios.

En la legislatura santafesina, por aquel entonces, ya había varios proyectos de ley para lograr la autonomía de Rosario y Santa Fe y ninguno prosperó.

En 2018, el concejal justicialista Roberto Sukerman, participó de una mesa de trabajo en el Concejo Municipal de Santa Fe en torno a los proyectos que buscan declarar la autonomía municipal vía ordenanza.

El encuentro fue impulsado por el edil de Santa Fe Capital, Ignacio Martínez Kerz, autor de la iniciativa que toma como base el proyecto presentado por Sukerman en Rosario.

“Rosario y Santa Fe no pueden seguir esperando una reforma de la Constitución (provincial). Nosotros tenemos garantizada la autonomía municipal a través del artículo 123 de la Constitución Nacional”, aseguraba Sukerman.

“Nosotros debemos avanzar en la autonomía por ordenanza, y si hay alguien que tienen algún tipo de cuestionamiento que vaya a la justicia y lo plantee”, agregaba.

Ese mismo año, la Cámara de Senadores de la provincia de Santa Fe, discutió el proyecto de ley presentado por Miguel Cappiello que busca darle autonomía a la ciudad de Rosario.

Cappiello decía que “la posibilidad del dictado de la Carta Orgánica Municipal supone un acontecimiento político de máxima jerarquía y una refundación de la ciudad”.

Las municipalidades de Primera Categoría, que son hoy las de Rosario y Santa Fe, dictarán su propia Carta Orgánica de conformidad a lo establecido en la presente Ley y sin más limitaciones que las contenidas en la Constitución provincial.

Las Cartas Orgánicas deberán prever: un gobierno conformado por un Intendente Municipal elegido directamente por el pueblo y por un período de 4 (cuatro) años, y un Concejo Municipal elegido de la misma manera, con representación minoritaria y renovado cada dos años por mitades, y, además, la composición de dicho Concejo Municipal y la representación de los distritos o circuitos electorales de la jurisdicción municipal.

También preverán las citadas Cartas Orgánicas: un sistema tributario que permita contar al Gobierno Municipal con recursos financieros para una eficaz gestión de sus intereses locales, la facultad de celebrar acuerdos y convenios con el Gobierno Provincial y, con otros Municipios y Comunas, con la aprobación del Gobierno Provincial, a los fines de conformar regiones metropolitanas para la prestación de servicios, realización de obras públicas y cooperación técnica y financiera.

A más de 20 años de iniciados los debates por la autonomía de Rosario, la ciudad sigue dependiendo de los fondos que, en gran parte llegan desde la provincia y el gobierno nacional.

Imágenes por: Cortesía