Menu

La Feria del Libro de Buenos Aires podría realizarse en el segundo semestre de 2021

La tradicional feria suele tener lugar entre abril y mayo, pero ya se está pensando en un Plan B

Frente a la situación epidemiológica actual, la Feria del Libro de Buenos Aires, que cada año se realiza entre abril y mayo, está pensando “en un plan B” de cara a la inminente postergación de su edición presencial, aunque mantiene un diálogo permanente con las autoridades del predio de La Rural “ajustándonos a las pequeñas certezas que vayamos teniendo” para que este 2021 el evento pueda realizarse “de manera presencial en el segundo semestre”, sostuvo Alejandro Vaccaro, presidente interino de la Fundación El Libro.

Acostumbrada a tener 50 mil visitas en una jornada, los organizadores de la Feria del Libro de Buenos Aires ven imposible aplicar restricciones en la entrada: "El aforo para ingresar a la feria se descarta, nos parece imposible", asegura Vaccaro.

Todos los años, como otras grandes ferias del mundo, la Feria del Libro tiene invitada una delegación de escritores de una nacionalidad que llegan para mostrar un recorte geográfico de lo que se está escribiendo. Este año la ciudad invitada es La Habana.

Desde la delegación cultural de la capital cubana, aseguraron que serán 60 los escritores que traerían, lo cual implicaría un gran trabajo logístico que no se solucionaría en solo un par de meses para movilizar esa cantidad de personas.

A la delegación cubana habría que sumar el movimiento de 100 profesionales invitados del exterior, lo cual implica la contratación de hoteles, traslados y otros aspectos para lo cual la Fundación trabaja durante todo un año, una logística que en este caso habría que resolver en menor margen de tiempo y con el adicional de las restricciones que impone la pandemia.

El año pasado, con motivo de la emergencia sanitaria que obligó a estos grandes eventos a reconfigurarse en tiempos récords, la Feria tuvo que cancelar su edición presencial y optó por realizar una edición virtual reducida que incluyó cursos y conferencias (incluso un programa en la TV Pública).

A Vaccaro le parece que la modalidad “híbrida” (palabra que no le gusta usar, porque no se ajusta a la realidad) podría funcionar, pero siempre que lo fuerte sea lo presencial y que lo virtual solo sea un complemento. Y en ese sentido, sostiene: “Estamos abiertos a cualquier modalidad, mientras la incertidumbre nos siga desafiando: pensamos en un plan B, un plan C… Estamos atentos a todas las posibilidades de superar esta pandemia y las autoridades de la Rural saben, sin desprestigiar a las demás, que nuestra Feria es la más importante del país”.

Imágenes por: Freepik