Menu

La vacuna AstraZeneca tiene una eficacia del 79% y no hay riesgos de trombosis

La administración de la segunda dosis con un intervalo de más de cuatro semanas podría aumentar aún más la eficacia

El ensayo de fase III de la vacuna AstraZeneca en Estados Unidos, que contó con 32.449 participantes, demostró una eficacia del 79% para prevenir el coronavirus sintomático y del 100% para prevenir enfermedades graves y hospitalizaciones, además de ser segura y no implicar un mayor riesgo trombótico, anunció este lunes la compañía.

Los resultados provisionales del estudio, que se realizó en forma aleatoria doble ciego con una relación de 2 vacunados por cada persona que recibía placebo, acumularon 141 casos sintomáticos de COVID-19 y llegan en un momento en el que la posibilidad de que generara efectos trombóticos había hecho suspender su aplicación en varios países aunque la mayoría ya reanudó.

Además, la compañía informó que su vacuna AZD1222, desarrollada por la Universidad de Oxford, tuvo una eficacia “constante según la etnia y la edad” y en particular, “en los participantes de 65 años o más, la eficacia de la vacuna fue del 80%”.

Aproximadamente el 20 por ciento de los participantes tenían 65 años o más, y aproximadamente el 60 por ciento tenían comorbilidades asociadas con un mayor riesgo de progresión de COVID-19 grave, como diabetes, obesidad grave o enfermedad cardíaca.

Este ensayo en Estados Unidos incluyó dos dosis administradas en un intervalo de cuatro semanas: “Ensayos anteriores demostraron que un intervalo extendido de hasta 12 semanas demostró una mayor eficacia, lo que también fue respaldado por datos de inmunogenicidad”, indicó el comunicado.

Y añadió: “Esta evidencia sugiere que la administración de la segunda dosis con un intervalo de más de cuatro semanas podría aumentar aún más la eficacia y acelerar el número de personas que pueden recibir su primera dosis”.

Imágenes por: AstraZeneca