Menu

Landmark, el “Falabella argentino” que comenzó su expansión

La tienda departamental Landmark ya abrió en Unicenter con una gran inversión y les apuntan a otros países de América Latina

La salida de Falabella del país (queda apenas un local abierto en toda Argentina) fue un golpe fuerte para muchos consumidores que acostumbraban a visitar la tienda departamental propiedad de la chilena Cencosud para comprar sillones, comida o ropa, todo en un mismo lugar. Por suerte, parece que ahora llegará la versión argentina de esta megatienda: Landmark.

Con una inversión de $650 millones, el “Falabella argentino” ya abrió su primer local de 6.000 metros cuadrados en el Unicenter de Martínez, Buenos Aires, y sus propietarios ya están analizando otros mercados de América Latina para le expansión.

En realidad, la marca existe desde 2015 y tiene actualmente nueve sucursales en sitios de renombre de Buenos Aires como el Paseo Alcorta, Norcenter, Pilar y Recoleta. Sin embargo, este es el primer Landmark gran formato.

De la forma en la que venía trabajando hasta ahora, ya tenía presencia en México y también en otros países del mundo a través de una red de coolhunters.

Por lo que pudo verse, el megalocal tiene una fachada holográfica, la cual fue pensada y diseñada por el venezolano Rafael Parra Toro. En su interior, tiene murales de Martín Ron y Mercedes Costal. Recorriéndolo, se pueden encontrar productos de los rubros living, iluminación, decoración, comedor, alfombras, bazar, regalería, blanco y textil, aromas, outdoor, flores y vivero, entre otros.

Cada uno de los espacios en los que hay mercadería se diseñó especialmente; los productos allí colocados cuentan con un stock asegurado hasta el mes de agosto, lo que le permitirá a la empresa no cambiar sus precios hasta ese entonces.

En cuanto a la expansión regional, además de México, Chile y Brasil también aparecen en el radar. El objetivo es poder instalarse allí en 2023.

Los propietarios de Landmark son, además, los dueños de algunas otras marcas, como las alfombras Mihran.

Imágenes por: Cortesía