Menu

Las apuestas online ya generan miles de millones en Argentina

La posibilidad de operar con criptomonedas aumentó exponencialmente las ganancias de las casas de apuestas online en el país

Lo que hasta hace algunos años generaba en muchos usuarios desconfianza y desinterés, hoy se convirtió en un negocio mega-multimillonario: las apuestas online ya tienen ganancias en Argentina de U$S 2.400 millones anuales, acompañando una tendencia que se expande a nivel mundial.

El principal motivo de un crecimiento tan pujante en el último año tiene nombre y apellido: la permisión de operar con criptomonedas a la hora de apostar.

El portal especializado CryptoProcessing realizó recientemente un procesamiento de criptodivisas y detectó, a nivel global, 21 millones de transacciones relacionadas a la industria del iGaming por un total de 12.000 millones de euros.

Según la investigación, la comparación entre el primer trimestre de 2021 y el mismo período de este año arroja como resultado una suba en el uso de criptomonedas para apuestas online del 128%. Monetariamente, la suba fue del 268%.

La tendencia, por supuesto, apunta a que el crecimiento sea aún mayor en los próximos meses. De hecho, la empresa H2 Gambling Capital estima que, en cinco años, este negocio de alcance mundial sea de más de U$S 117.000 millones por año.

En Sudamérica, el rubro de apuestas online más consumido es el deportivo. El que más volumen de operaciones genera es Brasil, un país donde todavía no hay una regulación clara. Allí, de acuerdo a Grand View Research, el dinero invertido en apuestas en internet subió de 2.000 millones de reales a 7.000 millones de reales en tres años.

En el caso de Argentina, la apertura del fútbol de Primera División a los acuerdos con diversas casas de apuestas generó un altísimo alcance en los fans. Esta estrategia cuenta con el visto bueno de la Conmebol.

Comprobado el éxito de la estrategia en el deporte más popular del país, ahora el básquet, el tenis y el automovilismo aparecen como los siguientes horizontes de expansión.

Imágenes por: Cortesía