Menu

Lentamente, crece el turismo en el Parque Nacional Iguazú

Lejos de las entre cinco y seis mil personas por día que ingresaban a la reserva antes del coronavirus, desde la reapertura se consolida la tendencia a la alta

Más de 1.500 turistas ingresaron al Parque Nacional Iguazú, un récord desde que reabrió sus puertas el 19 de diciembre pasado, lo cual consolida una tendencia al alza pese al contexto de coronavirus, aunque todavía sigue lejos de la etapa prepandemia, cuando entraban a esta reserva natural entre cinco mil y seis mil personas por día.

Bajo normas estrictas, con protocolos de seguridad sanitaria que se cumplen al pie de la letra, las Cataratas son el mismo atractivo de antes pero ahora solo accesible a turistas nacionales, debido a la imposibilidad de ingreso al país de extranjeros por las restricciones impuestas para evitar la propagación de la COVID-19.

“Entre el 2 de enero y el 31 de ese mes tuvimos en el Parque más de 26 mil visitantes, que, si bien para nosotros es auspicioso, es apenas el 8% de lo que se registraba en los meses previos a la declaración de la pandemia, que nos obligó a cerrar toda actividad”, contó Ángel Palma, representante de los guías de Turismo del Parque.

“Cada guía tiene a su cargo entre 28 y 30 personas y el último tren sale hacia la Garganta del Diablo a las 12, para así darle a los visitantes el tiempo suficiente como para terminar el paseo y que a las 16:30 el parque quede libre de turistas”, detalló.

El guía indicó que “hoy existe un límite diario de dos mil visitantes, cifra que hasta el momento no hemos alcanzado, pero con la posibilidad de que el intendente del Parque pueda extender ese límite hasta cuatro mil turistas, si es que la demanda así lo reclama”, aseguró.

Imágenes por: Norberto Sica (Derechos Reservados)