Menu

Licencias de conducir en jaque

La Municipalidad de Rosario alerto sobre la demora en las entregas de las licencias de conducir debido a que Nación no envía insumos

La falta de insumos nacionales para la impresión de licencias de conducir provocó retrasos en la entrega de los carnets en la ciudad santafesina de Rosario, cuyas autoridades evalúan “la posibilidad de dar una prórroga de vencimiento, para no afectar la situación de quienes hayan caducado sus permisos”, se indicó este martes desde el municipio.

A través de un comunicado, se precisó que el atraso en la entrega de las licencias de conducir se originó en “la falta de insumos provistos por la Agencia Nacional de Seguridad Vial”, lo que impide imprimir los plásticos oficiales que poseen características específicas.

Esa situación generó quejas de los usuarios que han ido a renovar sus licencias en los centros municipales de distrito, atento a que una vez terminado el trámite se les entrega un certificado que consigna el problema, pero no es habilitante para conducir.

"Todos ellos son elementos únicos que le dan validez y certificación legal al carnet", explicaron desde la Municipalidad de Rosario.

El kit que envía el Gobierno nacional, a través de la Agencia de Seguridad Vial, contiene las tarjetas plásticas, un laminado y una tinta especial para las impresoras.

Además, están numerados y enlazados, por lo que no se pueden derivar insumos desde un lugar de emisión hacia otro.

“Los insumos que se reciben en un Centro de Distrito son para que se utilicen en dicho lugar por disposición nacional y no es posible reemplazar las faltantes de un sitio con insumos de otro”, se aclaró.

El viernes pasado llegó una partida de kit de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, lo que le permitió a la administración local emitir un día después, el sábado, 57 licencias que estaban pendientes de la semana que anterior.
La gestión del intendente Pablo Javkin informó que “habitualmente los insumos que se envían son acotados”.

En ese contexto, “en las últimas semanas se ha producido incluso una merma en el envío de los mismos, lo que nos ha obligado como municipio a tomar exámenes en un centro de distrito y por falta de insumos, imprimir las credenciales en la Dirección General de Tránsito”.

Desde 2015 la licencia de conducir expedida es de carácter nacional, por lo que los insumos para su impresión y entrega son proporcionados por el Gobierno federal.

Ante la falta de insumo, el municipio local continúa realizando el trámite de renovación – que se obtiene por turno a través en forma online- pero no expide la nueva licencia.

De acuerdo al comunicado difundido este martes, el municipio y la Agencia Provincial de Seguridad Vial evalúan distintas alternativas “y la posibilidad de dar una prórroga de vencimiento, para no afectar la situación de quienes hayan caducado sus permisos”.

Imágenes por: cortesia