Menu

Lifschitz recibió a padres de Rosario que piden el regreso de las clases presenciales

“A menos de 20 días del comienzo de las clases no hay un calendario, ni sabemos en qué modalidad van a volver las clases”

El presidente de la Cámara de Diputados, Miguel Lifschitz, se reunió este viernes con integrantes de Padres por la Educación, una agrupación conformada por padres de alumnos de escuelas públicas y privadas de Rosario y la región que desde el año pasado reclama a las autoridades provinciales que vuelvan las clases presenciales.

También estuvieron presentes las diputadas Claudia Balagué, quien preside la Comisión de Educación de la Cámara baja; y Lionela Cattalini, además de la exministra de Salud, Andrea Uboldi.

Cattalini advirtió que “a menos de 20 días del comienzo de las clases no hay un calendario, ni sabemos en qué modalidad van a volver las clases; tampoco tenemos declaraciones del gobernador (Omar Perotti) ni de la ministra de Educación (Adriana Cantero) al respecto. Nuevamente nos encontramos con un gobierno que no tiene un plan concreto sobre un tema que debería ser una prioridad”.

“Pedimos urgentemente una respuesta concreta para los chicos y chicas, y para los padres y madres, que están predispuestos al diálogo y a encontrar soluciones en conjunto. Venimos acompañando a este grupo y a otros desde la Comisión de Educación. Vamos a seguir haciéndolo e instamos al Senado a que trate el proyecto de Educación Virtual porque es una herramienta concreta para aportar a la educación de nuestra provincia en este momento”, reclamó.

Por su parte, Balagué consideró “fundamental involucrar a toda la comunidad educativa en una discusión donde, por supuesto, están incluidos los docentes. No podemos pensar en la vuelta a la escuela sin una planificación adecuada. El diálogo es lo que está faltando en Santa Fe, así como la planificación de estrategias pedagógicas y didácticas para un buen regreso, como se merecen los docentes y toda la comunidad santafesina”.

“Vamos a convocar a una nueva reunión de la Comisión de Educación, a recabar información que hoy no tenemos y a tratar de ver cómo contribuimos a esa planificación, tal como lo hemos hecho con la media sanción de la Ley de Educación Virtual y con más de 500 proyectos presentados en materia de educación”, añadió.

En tanto, Pablo Mariani, en representación del grupo padres autoconvocados afirmó que “sin presencialidad no hay educación”. “No es un reclamo de la clase media. El 70% de los pibes en edad escolar es pobre, no tiene acceso a plataformas digitales, está expuesto a condiciones de abuso, explotación infantil, o a la narcocriminalidad”, señaló tras el encuentro.

“La escuela es un medio de integración social; si está cerrada, dónde van todos los chicos”, inquirió Mariani y agregó: “Los de clase media tienen vinculación digital; los que no, están siendo abandonados por el Ministerio de Educación y el gobierno provincial”, afirmó.

Imágenes por: MChe Lee vía Unsplash