Menu

Los autos de lujo alemanes, con precios récord

Marcas de autos de lujo como BMW, Audi y Mercedes están con muy baja producción y aumentaron sus valores de mercado

Los fabricantes de autos de lujo alemanes BMW, Audi y Mercedes-Benz están “atacando” al mercado con precios récord para sus modelos más caros. Según explican desde las propias automotrices, la razón es la crisis de suministros, especialmente de semiconductores o chips, la cual llevó a las marcas, ante la obligación de tener que producir menos, a decidir hacer hincapié en sus vehículos más caros para que sus balances no se vean tan afectados.

En este contexto, en el cual estas tres empresas producen casi exclusivamente modelos de lujo, los precios aumentan para tratar de palear la imposibilidad de hacer autos más baratos.

Frente a esta situación, las tres compañías alemanas registraron precios promedio récord durante 2021: según Financial Times, el ingreso por auto para BMW, Audi y Mercedes subió un 25% este año en relación a 2019.

Incluso desde antes de la pandemia, las tres marcas de autos de lujo estaban produciendo menos de lo que podían vender, y esa situación empeoró desde entonces.

En el caso de Mercedes-Benz, hace dos años la empresa ganaba 38.000 euros por auto vendido; hoy, la cifra alcanza los 54.000 euros. Para Audi, en 2019 la ganancia promedio por vehículo entregado era de 46.000 euros; actualmente llega a 57.500. BMW es la que más pudo aguantar la situación: su ganancia por auto pasó de 36.000 a 38.000 euros en los dos últimos años.

Todo esto llevó a que las tres empresas no tengan tantas diferencias de ganancias generales, aun produciendo menos. Mercedes, por ejemplo, hoy está fabricando un 30% menos de autos, pero sus beneficios sólo bajaron un 1% en relación a 2020.

Este contexto teóricamente benéfico para los fabricantes, pero no para los consumidores, podría ser adoptado incluso después de la pandemia y la actual crisis de suministros, según informa Financial Times.

Las tres marcas mencionadas lograron, por otra parte, mantener sus ventas de autos de lujo gracias a un factor inesperado: el gran aumento de precios de los autos usados, especialmente los de segunda mano, lo cual hace que los compradores, al no haber tanta diferencia, elijan comprar uno nuevo.

Imágenes por: Cortesía