Menu

Los tres proyectos inmobiliarios que cambiarán la fisonomía de Rosario

2020 traerá novedades con el avance de emprendimientos de envergadura en diversos sectores de la ciudad

Aunque la actividad inmobiliaria sigue sin encontrar un ritmo positivo, el sector sigue aportando al conjunto general de la economía. 2020 no es la excepción y en ese marco se inscriben algunos proyectos que marcarán el pulso a lo largo del año.

Con diferentes estados, durante los próximos meses comenzarán a tomar forma algunos emprendimientos que cambiarán la fisonomía no sólo de su entorno inmediato sino de la ciudad toda. Son tres los proyectos que se inscriben en esta categoría, al menos.

El primer proyecto de envergadura (foto principal), que ya cuenta con el aval del Concejo, es promovido por la firma local que comanda Javier Grandinetti.

Estará emplazado en un predio de 10 mil metros cuadrados en el barrio de Fisherton y tendrá un destino que combinará apart-hotel, viviendas, oficinas, estacionamientos y paseo comercial.

La inversión apróximada está en el orden de los 1.200 millones de pesos y contempla un total de 22.800 metros cuadrados, entre los que se destacan dos torres de 30 y 36 metros. Estará emplazado en la manzana que hoy ocupan la concesionaria BMW Roshaus y Casaterra (en Eva Perón al 7.500).

El segundo emprendimiento, sobre el que tiene que definir su destino el Concejo, es el impulsado por el empresario Alfredo Coto, en el terreno que supo ocupar la yerbatera que dio su nombre al barrio Martin.

La iniciativa incluye dos torres residenciales, con una altura de 36 pisos (131 metros). Contempla además otros usos, como hotelería, comercios minoristas, oficinas, clínicas, consultorios, emprendimientos recreativos, gastronómicos y culturales.

Por último, durante estos meses continuarán las negociaciones entre inversores privados y la Municipalidad de Rosario sobre el destino del lote que hasta hace poco ocupaba la rotativa del diario La Capital, en el barrio de Pichincha.

Según las últimas conversaciones, se avanza hacia un proyecto de dos torres -elaborado por el estudio de arquitectura BMA de la ciudad de Buenos Aires- y un paseo peatonal, que facilite el tránsito entre las cuatro calles que toca el predio, Rivadavia, Güemes, Santiago y Alvear.

Imágenes por: Cortesía Grandinetti Negocios Inmobiliarios