Menu

Más de mil millones de pesos para renovar la autopista Rosario-Santa Fe

La principal inversión, se encuentra en la repavimentación de más de 70 kilómetros de la carpeta asfáltica

La provincia invertirá más de mil millones de pesos en la renovación de la autopista Rosario-Santa Fe. Los fondos son destinados a ejecutar la repavimentación de la carpeta asfáltica, construir el intercambiador de Santo Tomé, mantener espacios verdes e iluminar la zona norte hasta el cruce con la autovía 19.

La principal inversión, se encuentra en la repavimentación de más de 70 kilómetros de la carpeta asfáltica, que cuenta con un presupuesto provincial de 640 millones para 2021. En la obra, donde se reconstruye la calzada desde el kilómetro 100 al 32 en el sentido a Rosario, en los últimos meses, luego de analizar la estructura, se incorporaron los últimos 16 kilómetros de la zona norte de la mano opuesta, desde Sauce Viejo hasta el puente que cruza el Río Salado.

Para los trabajos que ya se encuentran avanzados en un 64 por ciento, el gobierno provincial dispuso en 2020 una erogación de 434.372.398,99 pesos.

Asimismo, desde octubre del año pasado comenzaron las acciones en el intercambiador de acceso norte a la localidad de Santo Tomé, donde se construyen cuatro nuevas ramas para la circulación que ordenarán los accesos y salidas, lo que beneficiará a más de 20 mil personas que diariamente se comunican con la capital provincial.

La Autopista AP-01 Brigadier General Estanislao López en su diseño geométrico, consta de dos calzadas de concreto asfáltico de 7,3 metros de ancho a los que se le añaden una banquina pavimentada de 2,5 y un cantero central que alcanza los 12. La extensión total de la traza es de 157 kilómetros, dónde se encuentran 16 accesos y cuenta con diferentes servicios ante eventualidades, como la cobertura de emergencias médicas en accidentes, o bien acarreo, asistencia o mecánica ligera en caso de averías.

Por intermedio del Sistema Inteligente de Tránsito (ITS) posee el monitoreo las 24 horas, que resulta una herramienta fundamental para la prevención, detectando flujos vehiculares, conductas de riesgo, detenciones, cargas peligrosas, focos de incendio, entre otras situaciones ocasionales. Además, a través de los carteles de mensajería variable, se permite informar a conductores sobre las condiciones del corredor.

También dispone de dos áreas de servicios ubicadas en los kilómetros 28 y 101, donde se puede encontrar expendio de combustibles, asistencia mecánica, sanitarios y duchas, además de un espacio comercial. Respecto al descanso, existen tres áreas diseñadas sobre el cantero central exclusivamente para ser utilizadas ante la imposibilidad de continuar la circulación en los kilómetros 5,58 y 145.

Imágenes por: duallogic vía Envato