Menu

Médicos rosarinos desarrollaron un novedoso tratamiento para la artrosis

Dos médicos rosarinos y un biólogo mendocino presentaron una terapia biotecnológica que permite regenerar el cartílago

Tras meses de una ardua investigación, dos médicos rosarinos y un biólogo molecular mendocino presentaron una terapia biotecnológica que no solo detiene la pérdida de cartílago en las articulaciones, sino que permite regenerarlo. Crearon una startup para lanzar un tratamiento que permitiría curar esta enfermedad, que afecta a unas 500 millones de personas en el mundo y resulta incapacitante.

Los dos profesionales de la ciudad son Gastón Topol (fisiatra y especialista en rehabilitación) y Franco Cescotti (kinesiólogo), líder e integreante de Dharma Biosciences respectivamente. Junto a ellos trabaja Diego Croci, biólogo molecular oriundo de la ciudad del Cuyo. Se encuentran ensayando una terapia regenerativa con células madre, que ha logrado el crecimiento de nuevo cartílago en pacientes.

Se trata en realidad de una combinación de tratamientos, que incluyen la proloterapia (inyección de dextrosa o glucosa para aumentar el flujo de sangre y así estimular la regeneración de tejido); plasma rico en plaquetas, y células madre también llamadas mesenquimales, que son células pluripotenciales, es decir que son capaces de convertirse en cualquier tipo de tejidos. Estas se extraen del hueso del propio paciente y se inyectan en la articulación, para evitar cualquier tipo de rechazo.

De esta manera, los médicos rosarinos y el profesional mendocino están abocados al desarrollo de una fórmula inyectable que pueda ser comercializada y para esto fundaron, a fines del año pasado, la startup Dharma, que está siendo incubada en SF500, la aceleradora de empresas biotecnológicas conformada por el grupo Bioceres y con participación de la provincia de Santa Fe.

Con una inversión de 250 mil dólares provistos por la aceleradora, los socios de Dharma esperan llevar adelante nuevos ensayos clínicos en pacientes, para determinar la formulación de un tratamiento inyectable. En mayo, los emprendedores viajaron al Congreso de Terapias Avanzadas (Advanced Therapies) en Londres, donde presentaron su proyecto.

Imágenes por: CORTESIA