Menu

Pepsi compró 100 Tesla Semi, los camiones eléctricos de Elon Musk

Pepsi se convirtió en uno de los mayores clientes de Tesla, la compañía de Elon Musk, en todo el mundo luego de adquirir 100 camiones

Pepsi adquirió 100 camiones eléctricos Tesla Semi y se convirtió en uno de los mayores clientes a nivel mundial de la compañía del magnate Elon Musk. Con esta compra podrá reemplazar el uno por ciento su flota actual y esperan poder tenerlos para el primer trimestre de 2022.

Cabe destacar que la producción del Tesla Semi se retrasó en varias oportunidades. En primera instancia estaba previsto que iban a empezar a fabricarse en 2019, pero no sucedió. Desde la empresa norteamericana esperaban  tener un suministro suficiente de celdas 4680 para este camión y en la conferencia de resultados del segundo trimestre, en julio, se aplazó la producción a 2022 por la escasez de celdas.

La ambición de Pepsi ahora es convertir la mayoría de sus vehículos para cumplir con el objetivo de cero emisiones. En esto, la firma de Musk demuestra ser un socio estratégico extremadamente valioso. Lo que aún no se precisó es si serán unidades preserie, o simplemente serán de los primeros que puedan salir en serie.

Con respecto a las principales características de este rodado, tendrá hasta 804 kilómetros de autonomía y cuesta 150 mil dólares. Destaca además por un trato exquisito de la aerodinámica, a fin de reducir al máximo su drag y así minimizar el consumo de energía. Se estima que la resistencia al avance, que en los camiones oscila entre 0,5 y 1,0, es responsable de más de la mitad del consumo necesario para circular a velocidad de autopista.

Asimismo, el Tesla Semi presume de un coeficiente aerodinámico de 0,36, un valor más similar al de coches como el Toyota Corolla –0,30– o el Audi A3 –0,31. Esto representa una reducción del 20 por ciento respecto a un camión convencional, con una reducción del consumo del 10 por ciento y un ahorro anual de miles de dólares.

Los camiones tradicionales suelen presentar una sección frontal muy vertical, dado que el espacio interior está ocupado por el motor de combustión. Este vehículo, en cambio, adopta un perfil inclinado inspirado en los trenes de alta velocidad para reducir la zona de alta presión, con la consiguiente reducción de drag. A su vez, los retrovisores de espejo, responsables de entre el 2 y el 5 por ciento de la resistencia en el caso de los turismos, desaparecen y se sustituyen por cámaras de visión trasera que se visualizan desde el interior del camión.

En cuanto al interior, las máquinas que adquirió Pepsi ofrecen una posición de conducción central para una óptima visualización de la carretera. El conductor tiene a su disposición dos grandes pantallas digitales táctiles, situadas a cada lado del volante. Además de controlar parámetros del vehículo, éstas permiten ver la imagen de los retrovisores digitales.

Tendrá una carga de 36 mil kilos y tardará 20 segundos en acelerar de 0 a 100 kilómetros/hora. Se rumorea que equipará un paquete de baterías con una capacidad cercana a 1 megavatio hora de capacidad. Para su recarga los propietarios podrán valerse de los cargadores Megacharger, diez veces más potentes que los Superchargers actuales. Tesla promete hasta 650 kilómetros de autonomía con tan sólo 30 minutos de recarga.

Imágenes por: CORTESIA