Menu

Piden que Perotti use el superávit de su gestión para comprar vacunas contra el coronavirus

Por ejemplo, con esos recursos disponibles se podría vacunar a personas con discapacidad, a maestras jardineras o a todo el personal policial

La Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe le pidió al gobernador, Omar Perotti, utilizar parte del superávit de 18 mil millones de pesos para comprar vacunas contra el coronavirus.

El proyecto de Walter Ghione, busca facultar al Ejecutivo provincial para que a través del Ministerio de Salud compre y aplique las vacunas adquiridas a la población que se considere prioritaria, ya sea por su condición de salud o por la función que desempeñan, y que actualmente no estén contempladas en el cronograma de vacunación.

"¿De qué nos sirve una provincia millonaria, que tenga plata guardada, si los ciudadanos padecemos necesidades sociales, de salud y de seguridad sin resolver?", cuestionó el legislador.

Por ejemplo, con esos recursos disponibles se podría vacunar a personas con discapacidad, a maestras jardineras o a todo el personal policial

Actualmente, las vacunas que se ofrecen en el mercado internacional rondan entre los 17 dólares (Sputnik V) a 25 dólares (Moderna), sin considerar los costos de logística. A modo de ejemplo, con aproximadamente el 0,2% del superávit mencionado, $ 33 millones, se podrían adquirir las 20.000 dosis de Sputnik V para inmunizar a personas con discapacidad o con enfermedades de riesgo, a las maestras jardineras, que también es un reclamo actual, o por ejemplo a todo el personal policial de la provincia de Santa Fe, los cuales actualmente no se encuentran dentro de las prioridades nacionales.

Por otra parte, también deja abierta la posibilidad de que se realice de manera onerosa o gratuita, por medio de efectores públicos o privados, incluso bajo cobertura del sistema de obras sociales.

Hasta ahora, fue el Estado Nacional el que centralizó tanto las tratativas con los laboratorios y farmacéuticas, como la compra de las distintas dosis; pero sin perjuicio de ello, consideramos que ya estamos en tiempo donde las provincias, obras sociales y prepagas puedan realizar sus propias negociaciones para asegurar más dosis al país.

“No sólo no existe en el país ninguna legislación que prohíba la compra de vacunas por parte de los Estados provinciales, prepagas u obras sociales, sino que la misma Ley Nacional N° 27.573 lo prevé y permitiendo, por ejemplo, la exención impositiva y la quita de derechos de aduana que ya está prevista sobre todo para las compras que hagan los ministerios nacionales o de las provincias”, argumentó Ghione.

Imágenes por: AstraZeneca