Menu

Premier League: una dura sanción al Everton

El Everton fue sancionado en 2023, su déficit alcanzaba las 124,5 millones de libras hasta la temporada 2021/22, lo que desencadenó una penalización

La sanción anterior impuesta al Everton en noviembre pasado resultó en una penalización de 10 puntos por no cumplir con las normas de beneficios y sostenibilidad del torneo. Ahora, tanto el Everton como el Nottingham Forest están nuevamente en la mira, ya que el nuevo sistema de sanciones acelerará los cargos por infracciones simples, con resoluciones esperadas a principios de abril, y las sanciones de quita de puntos serán efectivas esta temporada.

Los clubes de la máxima categoría de la Premier League debieron presentar sus cuentas antes del 31 de diciembre, y se espera que cualquier incumplimiento sea anunciado antes del 14 de enero. Según informa The Times, el Nottingham Forest está en mayor riesgo debido a un alto nivel de gasto desde su ascenso a la Premier League la temporada pasada.

Las normas de gastos en la Premier League no establecen un tope salarial, pero sí imponen restricciones financieras estrictas. Evitar pérdidas mayores a 105 millones de libras esterlinas durante tres años es una de las reglas clave. El Everton, en su sanción previa, registró pérdidas de 124,5 millones de libras hasta la temporada 2021/22, lo que desencadenó la penalización.

Para equipos ascendidos desde el Championship, el margen de pérdidas es aún menor. La situación financiera del Nottingham Forest es delicada, con una inversión de 195 millones en la temporada 2022/23, ventas de apenas cinco millones y un balance estimado en -50 millones de euros en la temporada 2023/24.

La cuestión clave es por qué el Manchester City, a pesar de 115 violaciones a las normas económicas, no ha sido sancionado de manera similar. La Premier League indica que la complejidad del caso de los Ciudadanos requerirá tiempo para ser analizado. Se espera que su situación sea sometida a una audiencia, posiblemente la más grande en la historia del torneo, en el otoño europeo de 2024.

En la Premier League, las reglas financieras son estrictas aunque no haya un límite salarial establecido. Evitar pérdidas superiores a 105 millones de libras durante tres años es un requisito clave. Cuando el Everton fue sancionado en 2023, su déficit alcanzaba las 124,5 millones de libras hasta la temporada 2021/22, lo que desencadenó la penalización por parte del torneo.

Para los equipos que ascienden desde el Championship, el margen de pérdidas es aún más reducido. La situación financiera del Nottingham Forest es preocupante: con una inversión de 195 millones en la temporada 2022/23 y apenas cinco millones en ventas, su balance para la 2023/24 proyecta un déficit estimado de -50 millones de euros.

La ausencia de sanciones al Manchester City, a pesar de sus 115 violaciones a las normas económicas, se justifica por la complejidad de su caso. Las sanciones fueron diseñadas para abordar violaciones únicas o simples de las reglas financieras, y la situación del club se considera excepcionalmente intrincada. Se espera que su evaluación se lleve a cabo en una audiencia monumental en el otoño europeo de 2024, siendo posiblemente la más significativa en la historia del campeonato.

Imágenes por: cortesía