Menu

Programadores se buscan: ¿cuánto les pagan en Argentina?

Entre los empleos que más demanda tienen en el país aparecen los desarrolladores front-end y back-end y los programadores/maquetadores web

Tanto tiempo lleva activa la tendencia de las búsquedas laborales de programadores y rubros similares en Argentina, que carreras de este estilo ya aparecen en el radar de miles de jóvenes que se deciden a ingresar a la universidad.

El principal aliciente está relacionado con los altos sueldos que el sector paga, especialmente por la competencia que hay con las cifras en dólares que pueden pagar empresas extranjeras en búsqueda de talento argentino y por la escasez de profesionales en el mundo.

Algunas estimaciones del gobierno argentino aseguran que el llamado “talento tech”, que incluye a programadores y a otros trabajadores del mundo del software, generó por fuera de Argentina unos U$S 6.800 millones durante 2021. Las proyecciones apuntan a que la cifra llegaría a U$S 10.000 millones para 2030.

Al número registrado el año pasado, hay que sumarle unos U$S 1.800 millones no registrados, es decir, que fueron cobrados por freelancers de manera informal.

Así las cosas, frente a esta situación, a las compañías argentinas que necesitan personal para desarrollos de software no les queda otra alternativa más que volverse lo más competitivas posibles económicamente hablando.

Hoy, que puestos como desarrollador front-end y back-end y programador/maquetador web aparecen entre los diez más demandados en el país, el medio Bloomberg Línea asegura que se están pagando alrededor de $115.000 para un Trainee, $130.000 para un Junior, $170.000 para un Semi-senior y $215.000 para un Senior en esos rubros.

De acuerdo a Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, en declaraciones al mismo medio, “la creciente escasez de talentos para cubrir las posiciones de tecnología es un emergente del avance de la transformación digital y nos impone el desafío de incentivar a las nuevas generaciones a estudiar las carreras que claramente seguirán siendo las más demandadas de cara al futuro y a la vez fomentar la inserción de las mujeres en el ecosistema tecnológico”.

Imágenes por: Cortesía