Menu

Que privatizaciones quita el gobierno para avanzar con la Ley Ómnibus

En medio de fuertes tensiones en el Congreso, el oficialismo ajusta su megaproyecto con una contrapropuesta, recortando empresas a privatizar y limitando facultades delegadas Godoy Camila

En el Congreso, mientras manifestantes y fuerzas de seguridad se enfrentaban, el oficialismo presentó una contrapropuesta al controvertido megaproyecto de ley. La nueva oferta ajusta el número de empresas sujetas a privatización, reduciendo de 36 a 27 y permitiendo la privatización parcial de otras tres. A pesar de este gesto, la oposición dialoguista evalúa si aceptará las modificaciones para poder avanzar con la Ley Ómnibus.

Privatizaciones Reducidas:
El listado de empresas a privatizar total o parcialmente disminuye de 36 a 27, con permisos parciales para Banco Nación, Arsat y Nucleoeléctrica.

Control Parlamentario:
La Comisión Bicameral tendrá poderes para requerir información, formular observaciones y emitir dictámenes en los procesos de privatización.

Emergencia Fiscal Eliminada:
La declaración de emergencia fiscal es eliminada, quedando seis emergencias a ser declaradas.

Deuda Extranjera:
El oficialismo persiste en derogar límites a la toma de deuda en moneda extranjera.

Impacto en el Congreso:
A medida que el debate en el Congreso avanzaba, la Casa Rosada enfrentaba la resistencia de diversos sectores políticos. El capítulo sobre privatizaciones, especialmente criticado, fue objeto de negociaciones intensas. La contrapropuesta del oficialismo, aunque alivió la tensión al reducir el número de empresas en la lista, no garantiza la aceptación unánime de la oposición dialoguista. El clima de protestas afuera del Congreso, lideradas por manifestantes de izquierda y kirchneristas, añadió presión al ambiente ya caldeado.

Desafíos Pendientes:
A pesar de los ajustes, el Gobierno enfrenta desafíos cruciales en la próxima fase del debate. La votación en particular de los artículos clave, incluyendo privatizaciones y facultades delegadas, definirá el destino de la ley. La eliminación de la emergencia fiscal y las modificaciones en la Comisión Bicameral muestran un intento de respuesta a las críticas, pero la incertidumbre persiste en torno a la aceptación global del megaproyecto. La sesión maratónica y las tensiones callejeras pintan un panorama complejo para la administración, que busca asegurar la aprobación de esta ley ómnibus de gran alcance.

A pesar de la tensión, la contrapropuesta busca descomprimir el debate y lograr avances en el controvertido proyecto de ley ómnibus. La votación en particular será clave para definir el futuro de la iniciativa.

Imágenes por: Godoy Camila