Menu

Real Estate en Miami: cuánto cuesta la propiedad más cara de la historia

Se puso a la venta una joya del Real Estate en Miami. Se trata de un terreno con tres casas en la Bahía de Biscayne con un puente a la playa

Miami fue, desde siempre, un gran atractivo para inversores tanto de Estados Unidos como del mundo. Y el negocio del Real Estate en la ciudad del estado de Florida está atravesando un auge casi sin precedentes que está llamando la atención incluso de algunos interesados argentinos.

Sin embargo, para la joya inmobiliaria que acaba de “liberarse”, habrá que invertir una interesante cantidad de billetes: se trata de la propiedad más cara de la historia de la ciudad. No obstante, aseguran los especialistas, vale cada centavo.

Se trata de un terreno que tiene tres casas y está ubicado frente a la Bahía de Biscayne, puntualmente en la isla La Gorce. El inmueble está conectado, a través de un puente, con Miami Beach, más precisamente a un área de 182 metros de extensión frente al mar.

El lote está dividido en cuatro partes, tres de las cuales tienen construcción encima. Además, cuenta con su propio muelle y, en la cuarta división, hay un parque con un cenador de mármol con un jardín de robles y palmeras a su alrededor.

Esta joya del Real Estate fue adquirida en la década de 1980 por un prestigioso médico llamado M. Lee Pearce, quien construyó varios hospitales en Estados Unidos y en 1990 fundó el North America Bank en Fort Lauderdale. El hombre también creó una fundación que lleva su nombre, a la cual pertenece ahora este inmueble.

En su tiempo viviendo allí, el doctor se instaló en una de las casas, que tenía dos habitaciones. En el resto del predio, hizo demoler un edificio viejo y en ese espacio hizo el parque privado. Las otras dos construcciones, que tenían cinco habitaciones cada uno, las mantuvo como estaban y las usó para sus invitados y el personal.

Entre algunos otros cambios que hizo, convirtió el garaje en una bodega donde cabían 5.000 botellas y creó un teatro con sillas de terciopelo.

Cuando Pearce compró la propiedad hace cuatro décadas, la pagó unos U$S 3,1 millones. ¿Cuánto vale hoy para llegar a ser la más cara en la historia de Miami? Alrededor de U$S 170 millones.

Imágenes por: Cortesía