Menu

Reciclaje: quieren crear un material aislante con plástico de silobolsas

Científicos de la UNL, alertados por el poco reciclaje que se realiza en el campo, buscan la reutilización de los silobolsas

El uso desmedido del plástico en prácticamente todas las áreas productivas de todos los países del mundo está comenzando a generar diversos problemas. Para darnos una idea de la situación en la que estamos inmersos, en 2020 se produjeron 500 millones de toneladas, lo que representa un 900% más que en 1980. Y en el campo, por ejemplo, actualmente sólo pasa a reciclaje el 25% del plástico usado.

Si bien hay muchos métodos para la reutilización de estos materiales, la inmensa cantidad producida sobrepasa la capacidad existente.
En este contexto, manteniéndonos en el ámbito agropecuario, investigadores del Laboratorio de Materiales de la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral está trabajando en la creación de un material similar a la chapa, hecho con productos reciclados, para usar, por ejemplo, en los comederos de los animales de campo, los cuales actualmente son de plástico. Incluso, se está pensando en hacerlo extensivo a usos residenciales humanos.

Para avanzar en la tarea, la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación aportó un capital para darle el puntapié inicial al programa de escaldo.

Una de las opciones es usar como materia prima de este nuevo aislante el plástico pasado por el proceso de reciclaje de los silobolsas que se usan para guardar las semillas. En la provincia de Santa Fe, actualmente hay varias plantas que se dedican a la reutilización de este material, pero, por ahora, no se lograr recuperar el 100%. Al respecto, Silvina Regenhardt, una de las líderes del proyecto, le comentó a Mirador Provincial que “hay una dificultad importante que es el costo del flete. Termina siendo muy caro trasladar los residuos muchos kilómetros para reciclarlos y la gente en el campo los entierra o los descarta en algún sector del lote. De ahí, que la iniciativa no sólo apunta a la posibilidad de crear el material en cuestión, sino que además busca la adaptabilidad del modelo de fabricación para que sea rentable producir los paneles con material reciclado en plantas cercanas a los lugares donde se generan los residuos”.

La idea fundamental de este trabajo de reciclaje es, a través de un proceso de moldeo o extrusión, crear un material similar pero mejorado a las chapas de zinc usadas en los sectores donde se alimentan los animales.