Menu

Réplicas de Ferrari a escala: arte automovilístico de lujo

Amalgam Collection presenta réplicas de Ferrari en escala 1:4, elaboradas artesanalmente con aluminio, una obra de arte valorada en 52 mil dólares

Amalgam Collection, reconocida por sus lujosas réplicas automovilísticas, sorprende con su último lanzamiento: réplicas a escala 1:4 de icónicos Ferrari, elaboradas con aluminio batido a mano. La empresa británica ofrece dos modelos: el Ferrari 250 Testa Rossa de 1957 y el legendario Ferrari 250 GTO de 1962. Estas carrocerías son fruto de una meticulosa labor artesanal, que recrea con precisión las técnicas utilizadas por los talleres de Ferrari en los años 50 y 60.

El proceso de creación de estas obras de arte implica laminar y batir a mano láminas de aluminio, siguiendo técnicas tradicionales de “carrozzerie”. Cada panel se ajusta minuciosamente sobre un enrejado de madera, replicando fielmente la forma del automóvil real. Este nivel de detalle y perfección es un tributo al legado y la excelencia artesanal de Ferrari.

La primera opción es el elegante Ferrari 250 Testa Rossa de 1957, disponible sin pintar y con un acabado pulido brillante. La segunda opción es el icónico Ferrari 250 GTO de 1962, disponible en el clásico rojo Rosso Corsa o pintado con una de las 16 libreas de carreras de la época. Estas réplicas, producidas bajo pedido, reflejan la pasión por la automoción y el arte que caracteriza a Amalgam Collection.

El lujo y la exclusividad tienen su precio. Las réplicas del Ferrari 250 Testa Rossa y del Ferrari 250 GTO tienen un valor de 52.000 dólares cada una. Para los amantes de la personalización, la opción pintada con una librea de carreras tiene un costo de 56.000 dólares. Amalgam Collection solo producirá 10 ejemplares de cada una de las 16 libreas disponibles, asegurando la exclusividad de estas piezas únicas.

Estas impresionantes réplicas de Ferrari a escala son mucho más que simples objetos de colección; son verdaderas obras de arte que encapsulan la elegancia, la historia y la pasión por la excelencia automovilística. Una adición imprescindible para cualquier entusiasta de los automóviles clásicos y un testimonio del arte en movimiento que representa la marca Ferrari.

Imágenes por: Amalgam Collection