Menu

SB Winemaker’s House & Spa Suites, el nuevo oasis de lujo para disfrutar del vino en Mendoza

Suites con spa, catas de vino, comidas gourmet y aventuras en hidroavión te ofrece el SB Winemaker’s House & Spa Suites

Imaginate una mañana de cata de vinos en Mendoza y después subirte a un hidroavión y sobrevolar la cordillera de los Andes. Aterrizar en un pintoresco lago para disfrutar de un picnic y, a continuación, volver de vuelta a tu hotel para recibir un masaje en la suite seguido de una cena gourmet (maridada con los mejores vinos de la región) a pocos pasos de su habitación. Todo esto puede formar parte de tu extraordinaria escapada al recién estrenado SB Winemaker’s House & Spa Suites, un destino de lujo de visita obligada en el corazón de la región vinícola argentina.

La “SB” de SB Winemaker’s House & Spa Suites es Susana Balbo, una leyenda del mundo del vino en Argentina. Fue la primera mujer del país en licenciarse en enología y la primera enóloga, abrió su propia bodega en 2001, fue presidenta de Vinos de Argentina durante varios mandatos e incluso fue elegida diputada. Lo más importante es que hace algunos de los mejores vinos de la región.

En colaboración con su hija Ana Lovaglio Balbo, SB Winemaker’s House & Spa Suites es su primera incursión en el mundo de los hoteles de lujo.

Situado a unos veinticinco minutos del centro de Mendoza, en Chacras de Coria, el hotel cuenta con siete suites en una finca privada -aunque son más como su propia casita-, todas ellas con amplios dormitorios/salones abiertos, baño turco, ducha de sensaciones, camilla de masajes y bañera profunda en forma de huevo, que puede llenarse de agua caliente y tratamientos de aromaterapia como parte de su servicio de cortesía.

Cuatro de las habitaciones también están equipadas con sauna. Todas las suites disponen de un espacio exterior privado con hoguera y tumbonas. La distribución permite que las suites se sientan aisladas, aunque la propiedad es bastante acogedora: en cuanto se sale de la puerta, se está a un paso de la piscina y del edificio principal.

El restaurante del hotel, La VidA, situado en el edificio principal, convierte la cocina clásica argentina en una experiencia gastronómica de la mano de la chef Flavia Amad, que divide su menú en categorías lúdicas como “Raíces”, “Ramas”, “Flores” e incluso “Parásitos” (no se preocupe, sólo setas y miso de maíz). Los comensales pueden optar por un menú a la carta o menús degustación de cuatro o siete platos.

Y para vivir una experiencia especial, está la “Mesa del Chef”, una cena de 14 platos en una sala privada con vistas a la cocina. Todas las comidas pueden maridarse con vinos de Susana Balbo y de otras bodegas de renombre.

Pero para disfrutar de verdad de la cocina de acá, tendrá que reservar dos noches: una para el restaurante y otra para una clásica noche de asado argentino al aire libre, en la que cenará bajo las estrellas con empanadas, salchichas y deliciosas carnes cocinadas al fuego delante de usted.

Uno de los factores más singulares de SB Winemaker’s House & Spa Suites es que cuentan con un hidroavión privado y un piloto que pueden confeccionar itinerarios personalizados para los huéspedes. Pase el día sobrevolando los viñedos de Mendoza y la cordillera de los Andes y disfrute de lo hermoso de la zona por rutas panorámicas que no verá desde un avión comercial.

Aterrizar en un lago inaccesible para disfrutar de un picnic privado y tener el hermoso paisaje para vos solo es una experiencia única. Y los más aventureros también pueden planear viajes de varios días a lugares como los Esteros del Iberá y la Patagonia. ¿Cuándo fue la última vez que un hotel te llevó en avión a otra región para pasar unas noches?

Después de tanto vino, comida y vuelos, es hora de utilizar una de las mejores características de su suite: el spa de la habitación. Hay varios tratamientos faciales y corporales, así como masajes.

Pero para aprovechar al máximo todo lo que ofrece su habitación, hay dos “Rituales exclusivos SB” que ofrecen tres horas de felicidad, combinando sauna y vapor, masajes y baños purificantes. El “Ritual Detox” incluye una exfoliación aromática a base de plantas “Yon-Ka”, mientras que el “Ritual Frutos De A Vid” añade vino a la terapia con una exfoliación de la piel con uvas.

El edificio principal y las suites acristaladas del hotel fueron diseñados por el estudio local Mora Hughes Arquitectos, mientras que el moderno diseño interior corrió a cargo de otra arquitecta local, Consuelo Delgado.

El mobiliario se inspiró en los viajes de Susana y Ana y se hizo a medida para la propiedad, muchos de ellos de Cohelo-Cohelo, otro equipo de madre e hija. La casa principal y las suites cuentan con obras de arte de 20 artistas argentinos y brasileños, entre ellos el fotógrafo Sebastiao Salgado.

En la casa principal destaca el “Árbol de la Vida”, encargado por el artista argentino Sergio Roggerone para contar la vida de Susana a través de colores vibrantes, flores y frutas que “simbolizan la fuerza y la feminidad, el espíritu emprendedor y el empoderamiento de la mujer”.

Con todo el lujo que ofrece, será difícil salir del hotel, pero también es la base perfecta para analizar las numerosas bodegas y restaurantes que ofrece la zona. Y aunque Susana Balbo creó una obra maestra del confort, sería una negligencia no visitar también su primer amor y conocer su bodega. Las estancias de dos noches incluyen el traslado de ida y vuelta a Susan Balbo Wines y una cata dirigida por un sumiller.

Imágenes por: SB Winemaker's House & Spa Suites