Menu

Se lanzó Solar Orbiter, la sonda que estudiará los polos del Sol

Pasará dentro de la órbita de Mercurio llevando cuatro instrumentos in situ y seis sensores remotos de imagen, que verán el Sol desde lejos

En la madrugada de este lunes, se lanzó desde Cabo Cañaveral, en el estado de Florida, el cohete que llevó al espacio a Solar Orbiter, la sonda que estudiará los polos norte y sur del Sol, una iniciativa de las agencias espaciales de Estados Unidos y Europa.

La única nave que sobrevoló anteriormente los polos del Sol fue también un proyecto conjunto de la ESA y la NASA. Lanzada en 1990, Ulises completó tres pases alrededor de nuestra estrella antes de ser desmantelada en 2009. Pero Ulises nunca se acercó más que a la distancia de la Tierra al Sol, y sólo llevó lo que se conoce como instrumentos in situ que, al igual que el sentido del tacto, miden el entorno espacial inmediato a la nave.

El Solar Orbiter, por su parte, pasará dentro de la órbita de Mercurio llevando cuatro instrumentos in situ y seis sensores remotos de imagen, que verán el Sol desde lejos.

Para combatir el calor, el Solar Orbiter dispone de un escudo de calor de titanio diseñado a medida, con un revestimiento de fosfato de calcio que resiste temperaturas de más de 482 grados Celsius, trece veces más que el calentamiento solar que una nave en órbita terrestre tiene que enfrentar.

Cinco de los instrumentos de observación remota mirarán al Sol a través de mirillas en el escudo de calor; uno de ellos observará el viento solar a un lado.

Los polos del Sol podrían explicar algunas observaciones centenarias. En 1843, el astrónomo alemán Samuel Heinrich Schwabe descubrió que el número de manchas solares, o manchas oscuras en la superficie del Sol que señalan la presencia de campos magnéticos fuertes, crece y disminuye en un patrón repetitivo.

Hoy en día conocemos ese fenómenos como el ciclo solar de aproximadamente 11 años en el que el Sol hace transiciones entre el máximo solar, cuando las manchas solares proliferan y el Sol es activo y turbulento, y el mínimo solar, cuando son menos y es más tranquilo.

Imágenes por: ESA - Agencia Espacial Europea