Menu

Seis años de debate y sin una nueva ordenanza que regule la noche en Rosario

La normativa 7218 es de 2001. La ciudad sigue sin un nuevo marco regulatorio que controle los espectáculos públicos y la dispersión nocturna

Desde el año 2014 que la ciudad de Rosario tiene en debate una nueva ordenanza para controlar y regular la nocturnidad. La última normativa aprobada data del año 2001 y la ciudad exige una nueva legislación acorde a las necesidades actuales.

En 2014 los concejales Jorge Boasso, Roy López Molina, Osvaldo Miatello y Diego Giuliano presentaron una proyecto en conjunto que establecía la división de rubros entre locales con y sin actividad bailable.

Proponía zonas de radicación, destacando la promoción de nuevas áreas, otorgando beneficios como reducciones impositivas, habilitaciones más extensas y aumentar el factor ocupacional.

La iniciativa preveía diferenciar locales con más y menos de 600 metros cuadrados de superficie total, así como unificar exigencias en relación al registro de oposición, sumado a la extensión del tiempo de vigencia del mismo y la posibilidad de acceder a él a través de sistemas virtuales, y de un destacamento móvil municipal.

El proyecto, que nunca se aprobó, hablaba sobre la posibilidad de que haya espacios para adolescentes en los mismos locales con actividad bailable que son para mayores pero en diferentes días y, por otro lado, se dividen esos espacios en aquellos que son para chicos y chicas de 14 y 15 años y otros para chicos y chicas de 16 y 17.

OTRO PROYECTO
En agosto de 2018, de manera conjunta se reunieron las comisiones de Gobierno, Planeamiento y Salud del Concejo Municipal con la idea de avanzar en un proyecto definitivo que cambie la ordenanza actual que regula la nocturnidad en Rosario.

La intención era que la noche no se divida entre los lugares donde se baila y donde no, sino en categorías tales como: bares o restaurantes, con amenización y espectáculos; locales bailables, bares sociales y culturales, actividades no permanentes y actividades transitorias.

Aún no había consenso en los horarios, aunque la idea era unificar horarios de cierre para los días de semana y que sean diferenciados los fines de semana, con horarios máximo de ingreso a las 2 de la mañana.

EN EL MUNDO
En los principales países del mundo, las saludas nocturnas suelen terminar entre la 1 y las 2 de la mañana, lo que evitaría en la ciudad (y el país) las llamadas “previas” con largas horas de consumos de alcohol.

Imágenes por: jss falconi vía Pexels